San Juan, Puerto Rico – La semana pasada, Ricky Rosselló, gobernador electo de Puerto Rico, envió una misiva a la Casa Blanca abogando oficialmente por la excarcelación del preso político puertorriqueño Oscar López, quien aún debe 35 años adicionales de cárcel de su condena de 70 años por cargos de sedición. Este acto ha puesto en una gran encrucijada a partidarios del PIP y el PPD, quienes deben considerar si deben dejar de odiar visceralmente al candidato estadista ahora que este apoyó a una de sus causas.

“¿Que QUÉ?”, preguntó atónito Esteban Campos De Tio, independentista comefuego de los que firma cada cuatro años para que el PIP se reinscriba. “¿Qué Ricky ‘Hijo de Satanás’ Rosse-fucking-lló le escribió al presidente del IMPERIO para rogarle que libere a un nacionalista de clavo pasa’o quien está en la cárcel precisamente por luchar por la independencia de Borikén? ¡Em-BUSTE! ¿Qué se supone que haga yo ahora? ¿Que deje de detestarle hasta la cantidad de Brylcreem que se pone en el pelo? ¿Que deje de decir que es el peor gobernador que jamás ha tenido Puerto Rico, aunque todavía no ha ni juramentado? ¿Que deje de criticarle todo lo que haga, aunque sea cosas como esta, con las cuales estoy de acuerdo? ¡Maldición! ¡No me obliguen ahora ustedes a mí a ver grises, que viéndolo todo en blanco y negro las cosas son más fáciles!”.

Ricky Rosselló contando con los dedos

Y es que, hablando claro, hay MUCHO Brylcreem que detestarle… [Imagen atribuida a BAYO El Caballo]

Por otro lado, Bernabé Marín Vilá, asiduo popular de los de Cuchín, explicó que para él esto no es nada nuevo: “Es como cuando Rosselló padre fue ante el Congreso y puso a aquel senador gringo Inhofe como chupa cuando lo de la Marina en Vieques. Quería celebrárselo y encomiárselo… ¡pero no podía! Una vez tú te dedicas a ponerle cuernitos a algún político cada vez que lo ves en un periódico, no hay manera de meter ese genio de nuevo en la botella. Tendré que vivir con la disonancia cognoscitiva de pensar simultáneamente que Ricky Rosselló nunca ha hecho ni hará nada bueno en su vida, con el hecho de que acaba de hacer algo bueno que francamente no tenía por qué hacer. De todos modos, soy PPD: ¡vivir con disonancias cognoscitivas es lo mío!”.

El senador de Oklahoma, James Inhofe

Este es James Inhofe, el senador a quien Rosselló padre instó a no empujarlo (o como se diga “Don’t push it!” en arroz y habichuelas). [Imagen suministrada]

“Yo no tengo problema alguno con seguir odiándole hasta los suspiros a Ricky Rosselló”, se expresó contundentemente Silvi Vapuer Torrico Libre. “El que Ricky haya vivido toda su vida adquiriendo beneficios solo por ser hijo de Papi, obteniendo grados universitarios que claramente no se merece y agarrando pipetas indebidamente, no se borra mágicamente con que ahora, que ganó las elecciones y quiere ser el más panita de todo el mundo, venga con esta movida transparentemente falsa y haga algo por la patria –¡literalmente!”. Al señalarle a Silvi que Rosselló en efecto se manifestó a favor del indulto a Oscar López desde el 2013, cuando solamente estaba con el embeleco ese suyo de “Boricua, ¡Ahora Es!”, esta replicó: “¡N’OIGO N’OIGO, SOY DE PALO, TENGO OÍDOS DE PESCADO!”.