San Juan, Puerto Rico – El gobierno de Puerto Rico anunció ayer que por segundo día consecutivo no se estarán dando dando clases en la Isla, porque aparentemente se necesitan electrones corriendo por las líneas de potencia del país para transmitir conocimiento. Cómo nuestros ancestros dieron clases sin electricidad se mantiene como un misterio de la historia de la humanidad.

Dicen por ahí que antes de la electricidad solo se necesitaba sol pa’ que los nenes vieran bien la pizarra.

“Por segundo día consecutivo no se pueden dar clases en este país por fuerzas completamente fuera de nuestro control”, aseveró el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, quien aparentemente no se acuerda que hubo un tiempo cuando se podía enseñar sin luz eléctrica. “La escasez de electrones corriendo por las líneas de poder del país hacen completamente imposible la transferencia de conocimiento entre maestro y estudiante”, explicó el primer mandatario, mientras que miembros de la Generación X pa’ bajo recordaban los días que tuvieron que ir sin luz a las clases y abanicarse con las libretas pa’ bregar con la calol.

“El punto es que nuestros niños y niñas merecen que sus clases se den en un cuarto cerra’o con aire acondicionado a to’ jender, porque si no, los transmisión de electrones pasando conocimiento del cerebro del maestro al estudiante por las líneas eléctricas del salón de clase sería imposible”, aseguró el gobernador, al tiempo que niños muriéndose de hambre en otros sitios del mundo sin agua ni alimento apropiado, absorbían conocimiento de sus tutores.

Se informó que tan pronto vuelva la luz, los maestros y maestras del país volverán a la práctica ancestral de escribir en una pizarra lo que estándares completamente arbitrarios dictan que un ciudadano promedio debe saber. Si se necesita luz pa’ eso o no, no deben ser viznes suyas.