Washington, DC – Los sueños y esperanzas de muchos se fueron a pique ayer cuando la FBI recomendó que Hillary Clinton no fuese acusada criminalmente por el uso de un servidor privado para guardar sus correos electrónicos durante su tiempo como Secretaria de Estado. Aun así, millones están convencidos que Hillary Clinton es culpable de algo y que algún día pagará por dicha fechoría aún no precisable.

Cuando se supo que no sería enjuiciada, millones de voces gritaron de terror… y procedieron a racionalizar como esto solo confirmaba que ella es una pilla. [Imagen suministrada]

“¡Exijo que se siga investigando hasta que se encuentre esa fechoría por la que es claramente culpable!”, reclamó Diana Valle, acérrima seguidora de Bernie Sanders. “¡Yo voté por Bernie porque de ninguna forma iba a votar por una mujer que seguro iba a ir presa por los emails esos! ¡De verdad que no entiendo cómo puede salir libre esa mujer! ¡El internet decía que iba presa seguro! ¡Debe ser una conspiración, porque el internet siempre tiene la razón!”, recriminó, agotando su cuota diaria de signos de exclamación.

“El Congreso debe hacer una investigación sobre la investigación del FBI”, reclamó Pedro Villafañe, fiel seguidor del Partido Republicano. “Esa mujer siempre se sale con la suya: ¿no hay ningún reportero que quiera ganar un Púlitzer exponiendo sus fechorías? ¿No hay ningún fiscal que quiera hacer su carrera enterrando a la familia política más poderosa de los Estados Unidos? En verdad no entiendo: ¡si el internet está lleno de hechos! ¡Solo tienen que seguir las pistas y tendrán fama y fortuna eterna!”, exclamó.

Se reportó que ninguna de estas personas parará de reclamar justicia hasta que sus versiones de la verdad sean demostradas.