San Juan, Puerto Rico – Una investigación exhaustiva realizada por El Ñame reveló que la razón tras los viajes continuos de legisladores al exterior es que están buscando que países en mejores condiciones económicas que Puerto Rico se necesitan los servicios de legisladores experimentados.

Sello del Senado de Puerto Rico

En verda’, el que los quiera, se los pueden quedar. [Imagen suministrada]

“La piña está agria, papo. La piña está agria”, comentó bajo condición de confidencialidad un conocidísimo legislador al cual simplemente identificaremos como alguien que no sirve pa’ mas na’ en la vida que para legislar, porque Dios sabe que siempre ha sido una batata política en el comité de partido de su municipio.

“Había un tiempo donde nos subíamos nosotros mismos el sueldo y pues, la gente gritaba y pataleteaba pero al final del día: pichón. Ahora, mano… con esa junta que viene por ahí… nah, yo creo que lo mejor es explorar opciones y ver qué otros países necesitan legisladores con amplia experiencia. ¿Que me tumbo par de pesitos por el la’o y quiero carro nuevo, chofer y dieta? Pues papi: ¡Lo bueno sale claro!”, aseguró.

Este periódico les desea de verdad, y con el corazón en la mano, que se vayan a legislar pa’ otro lado.