San Juan, Puerto Rico – Esta semana se anunció que finalmente el Congreso se puso de acuerdo con una versión doblemente clavadora del proyecto para ayudar a Puerto Rico a salir del atolladero económico el cual establece una Junta de Control Fiscal en la Isla. Ante la inevitable llegada de los nuevos amos de Puerto Rico, varios políticos puertorriqueños están aprendiendo a pronunciar perfectamente las únicas frases permitidas de ahora en adelante para los caballeros y damas de la junta: “Yes, Sir!” y “Yes, Ma’am!”.

Si se creían que la junta no venía, se han podido dar tremenda jod’ía.

“‘Yes, Sir!‘ está bastante fácil: la otra es la que me enreda, coño”, se lamentó el gobernador Alejandro García Padilla. “Sí, mano, está bien enreda’o eso. Ni tiene sentido. ¿No es ‘Madame‘? Eso de ‘Ma’am‘ como que no me convence”, aseveró Eduardo Bhatia, presidente del Senado de embuste que tendrá la Isla. “De cualquier manera, creo que ya lo tengo. Alejandro: ¡apúrate y apréndetelo ya tú también, que yo no estoy en las de pasar bochornos con los nuevos patrones!”, le increpó Bhatia al gobernador.

Se informó que aunque en público García Padilla y Bhatia se harán los más sufridos y de resistencia fatula con los miembros de la junta, en privado serán más serviciales que el mayordomo de la familia Addams.