San Juan, Puerto RicoEl artista Ballesta Malatesta realizó el pasado sábado una instalación artística en las escalinatas del Capitolio que consistía de ñames con corbata, en clara representación de los legisladores que alegadamente trabajan en la casa de leyes. Por su parte, Ñamecín, la mascota oficial del periódico humorístico El Ñame, negó rotundamente haber formado parte de dicha actividad, asegurando que ya no se acerca nunca al Capitolio porque la última vez que lo hizo lo confundieron con un senador por acumulación.

¡La duda ofende!

Visto aquí: la mascota de El Ñame, NO uno de los legisladores que alegadamente trabajan por el Pueblo de Puerto Rico.

“¡Chacho, yo no voy al Capitolio ni a buscar billetes!”, juró Ñamecín. “La última vez que estaba por el Viejo San Juan de paseo, por curiosidad me acerqué al Capitolio cuando de repente unos guardias de seguridad me confundieron con uno de los senadores por acumulación que aparentemente estaban buscando para hacer cuórum. Antes de poder decirles a esos guardias de palito que la duda ofende, estos me apresaron, me condujeron a un escritorio en el pleno del senado y Bhatia me obligó a votar por medidas que ni siquiera había leído y de las cuales no sabía nada. ¡Lo cómico es que nadie se dio cuenta de que no pertenecía ahí y de que no sabía lo que hacía! Todavía tengo hasta flashbacks de PTSD luego de la experiencia y to’a la pendejá'”, confesó el tubérculo de la familia dioscorea con un estremecimiento. “Bah, ¡bueno que me pase por ser un ñame, estar en las inmediaciones de la casa de leyes y tener puesta una corbata!”, se recriminó.