San Juan, Puerto RicoLa Junta de Control Fiscal (JCF), el grupo compuesto de individuos no electos por el pueblo de Puerto Rico que sin embargo tiene la potestad de decidir de qué gastos debe prescindir el gobierno insular, anunció que también estaría ofreciendo sus servicios de guardián paternalista a “familias puertorriqueñas embrollá’s hasta más no poder”.

Una tarjeta de débito ATH

¿Qué seríamos sin poder dar un buen tarjetazo cuando el cheque de la quincena no nos alcance?

El legislador republicano Rob Bishop, presidente del comité en la Cámara de Representantes a cargo de estructurar la JCF, explicó: “Cuando empezamos a analizar esta olla de grillos que tienen ustedes en esa isla suya, nos dimos cuenta que no solo es el gobierno estatal quien ha empeñado hasta el fondillo y está completamente en la prángana; en efecto, la mayoría de las familias puertorriqueñas están en el mismo gas llegando a petróleo, a raíz de la misma tendencia a cogerlo to’ fia’o, ponerlo todo en la tarjeta y dejar para el mañana las preocupaciones de cómo pagarlo. Esa mentalidad de ‘Don’t worry, be happy‘ que aparentemente permea todas esas islitas caribeñas servirá de lo más bien para la joda y para el jangueo, pero no sirve para la responsabilidad fiscal. ¡Menos mal que aquí está Papá Metrópoli para quitarle sus juguetes, mandarlos a su cuarto sin cenar y darles pampán para que no lo vuelvan a hacer!”.

UncleSam

“Papá Metrópoli” es pariente del “Tío Sam”, pero sin toda esa ridícula indumentaria pluscuampatriótica.

Bajo su nuevo mandato, según Bishop la JCF podrá identificar “familias puertorriqueñas que tienen más deudas que ingresos –lo que es, para el récord, MALO— y darles las herramientas para que dejen de vivir pensando en pajaritos preña’os y regresen al planeta Tierra, donde tener más gastos que ganancias es –de nuevo, repitan conmigo– MALO“. Contables contratados por la JCF le informarán a las familias afectadas (“cuyos números ascienden a ‘casi todas'”) cómo salir de su situación, básicamente sugiriéndoles dejar de gastar en cosas innecesarias tales como carros de último modelo, viajes a Disney y shopping sprees en Mall of San Juan, y concentrarse en pagar lo que deben sin seguir embrollándose con tal de mantener las apariencias. “Todos sabemos que la cosa está mala”, indicó el presidente del comité, “pero no hay que gastar para aparentar que acabamos de regresar de nuestras últimas vacaciones internacionales, cuando todos sabemos que lo más cerca que hemos estado de haber experimentado una cultura foránea es no habernos perdido ni un solo capítulo de Fatmagül“.

Título de telenovela "Fatmagül"

¡Al menos tiene la culpa de hacernos creer que las diéresis se ponen en lugares equivocados!

Bishop espera que el enseñarle a los ciudadanos cómo ser más fiscalmente responsables redunde en la creación de futuros líderes que no replicarán sus malas costumbres en las finanzas del hogar a la hora de administrar el erario. “En realidad no debe sorprenderle a nadie que el gobierno viva a tarjetazo limpio cuando así mismo viven muchos de quienes lo componen. ¡Más vale que coger vergüenza pronto, sin embargo, porque si esto vuelve a suceder, Papá Metrópoli dejará que vengan los buitres y se los coman a to’s cantito a cantito!”.