San Juan, Puerto Rico – El senador por Vermont Bernie Sanders prometió que dará una lucha sin cuartel contra la Junta de Control Fiscal, pero solo hasta el cinco de junio del 2016, día que se dará la primaria presidencial demócrata en Puerto Rico. Este garantizó que Puerto Rico será su primera prioridad hasta la medianoche de ese día: ni un día más, ni un día menos.

Debate entre Bernie Sanders y Hillary Clinton

Bernie Sanders, quien tiene el bien de Puerto Rico sobre cualquier otra cosa hasta el cinco de junio. ¿Cómo? ¿Te ofendí porque me cagué encima de tu imagen de San Bernie? ¿Que soy un infeliz porque no tengo fe en la humanidad? Ay, pequeño saltamontes: se nota que no te han arrancado el corazón y te lo han pisoteado al frente tuyo suficientes veces durante campañas políticas. No worries: I’m here to help. [Imagen suministrada]

“Puerto Rico tiene sesenta delegados que me caerían de lo más bien. Es por eso que voy a decirles todas las cosas que quieren escuchar sobre la crisis fiscal porque Dios sabe que no tengo nada que perder… hasta el cinco de junio”, intimó el candidato presidencial demócrata, Bernie Sanders. “Les garantizo que nadie en Washington los tiene en mente en este momento tan difícil. Por mucho tiempo ustedes han sido ignorados. Desde hoy, hasta el cinco de junio, nadie más los tendrá más en mente que yo, porque Dios sabe que necesito hasta el último delegado posible para lucir más importante de lo que soy. ¿Que sueno cínico? Pues échenle la culpa al Cangrimán, que cree lo peor de la humanidad, y está poniendo estas aseveraciones desalmadas ficticias en mi boca”, aseguró el candidato que se olvidará de Puerto Rico este cinco de junio, mark my words.

Se reportó que de vez en vez, cuando Bernie Sanders sea el senador liberal más influyente del senado, este aludirá a la indigna Junta de Control Fiscal cuando sea conveniente a alguna carrera congresional o senatorial floridiana en los midterms del 2018.