San Juan, Puerto Rico – El expresidente del Partido Popular Democrático, Héctor Ferrer, confesó esta semana que lo más difícil del proceso a ser candidato a comisionado residente son los endosos porque Dios sabe que toda su estrategia gira alrededor del hecho que en Puerto Rico siempre se escogen a puestos electivos a los mismos tres gatos de siempre.

Dicen que la locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando un resultado distinto.

“Ese proceso de recoger firmas es una pendejá’. Pero después de eso, esto va a ser, como dicen los gringos, ‘smooth sailing‘”, explicó el exrepresentante sacando a pasear el difícil. “Ya el trabajo duro se hizo: encima de que fui representante y presidí el partido, no dejé que nadie se olvidara de mí saliendo en la televisión todos los días en el programa de Los Seis de la Tarde. Como bono, me metí en un par de peleítas fatulas con Taína y ya, pues estamos. Name recognition, baby! Mucha suerte a mi retador, el senador Ángel … Ángel… ¿Alguien aquí se acuerda de su apellido?”, preguntó, refiriéndose a su oponente mientras nadie en el salón podía precisar cuál era.

El exlegislador finalizó asegurando que no puede esperar por explicarle al pueblo las cosas que logrará que no pudo lograr cuando fue representante por tres términos consecutivos y presidió el partido.