San Juan, Puerto Rico – La histeria colectiva se apoderó de cientos de miles de puertorriqueños esta semana al conocerse una carta circular del Departamento de Educación autorizando que niños y niñas se vistan de acuerdo al sexo que se sientan identificados. En otras palabras: que los niños y niñas puedan venir vestidos exactamente de la forma que sus padres autoricen.

Un niño escocés con falda

Lo que sí nos preocupa es que padres hipsters empiecen a vestir a sus hijos así para ser los más cool. ¡ESO sí sería inaceptable! [Imagen suministrada]

“¿Cómo es posible que el Departamento de Educación preserve mi derecho de vestir a mis hijos como yo decida como madre?”, expresó Beatriz Pérez, madre cristiana preocupada por esta ley que para nada cambia que pueda forzar a sus hijos a vestirse como a ella le venga en gana. “Yo le exijo al Departamento de Educación que haga valer mi derecho de criar los hijos e hijas de otra gente como YO diga. Mira, y que permitir que padres apoyen la identidad sexual de sus hijos e hijas. ¡Habrase visto! ¡Eso no concuerda con mi interpretación de este libro que no dice por ningún lado que las nenas deben usar faldas y los nenes pantalones!”, gritó, sosteniendo Biblia en mano.

Analistas consultados por este periódico explicaron que esta misma gente que está alterada e histérica podrán continuar discriminando y humillando estudiantes que decidan tomar ventaja de las nuevas reglas con el aval de la gran mayoría de la sociedad puertorriqueña sin ningún problema.