Washington, D.C. – Conservadores en los Estados Unidos lanzaron un implacable ataque contra las bolsas de Doritos multicolores que se están vendiendo para recolectar fondos para el proyecto It Gets Better, que busca lidiar con el acoso a jóvenes LBGT en las escuelas. Lo que de a primeras aparenta ser un ataque a la comunidad LBGT encabezado por el candidato a la presidencia Mike Huckabee es en realidad un craso intento de matar el género literario de la sátira noticiosa, ya que, puñeta: ¿cómo nos podemos inventar algo más ridículo que esto?

Buen intento, Huck, pero te seguiremos jodiendo incluso cuando nos estemos quemando juntos en el Infierno.

“Era un plan genial”, explicó Mike Huckabee. “Lanzar un ataque contra la Gran Agenda Homosexual criticando la venta de una bolsa de Doritos y de esa forma hacer innecesaria la sátira noticiosa. ¡Y me hubiera salido con la mía de no ser por el entrometido e increíble equipo investigativo de El Ñame!”, fustigó el también reverendo a este periódico, que lo seguirá jodiendo hasta que se muera y después. “Pero esto no nos detendrá: nos seguiremos volviendo una parodia de la parodia que es el movimiento conservador hasta que no nos puedan satirizar nada más y se tengan que quitar. Y después de eso… pues nada, seguiremos en la misma, porque habremos llegado a la verdadera pureza ideológica del conservadurismo”, aseguró.

Huckabee intimó que el próximo intento de satirizarse a ellos mismos consistirá en acusar a Dios mismo de promover el proyecto It Gets Better al espetarle en el cCelo un arcoiris a todo el mundo cada vez que llueve y sale el sol. “Que no se haga el payaso: vemos transparente su mensajito de que después de la tormenta, sale el arcoiris y todo es mejor”, finalizó.