Austin, Texas – La operación militar Jade Helm 15, que tenía a un chorrete de blanquitos al borde de la histeria en el estado de Texas porque estaban convencidos que Obama El Musulmán se preparaba a invadir el sur de su propio país, concluyó el día de ayer y no pasó absolutamente nada. Indudablemente, esto se debió a las intrépidas acciones de milicias de güikén que de alguna forma intimidaron al ejército más poderoso del planeta.

Mapa de Texas

Esa calor de Texas pone a la gente tostá’. [Imagen suministrada]

“¡Pa’l carajo los Yankees! ¡Ganamos!”, exclamó Billie Joe, de Bastrop, Texas, mientras veía el último out del partido de los Texas Rangers contra los Yankees de Nueva York antes de virarse a hablar con nosotros. “¡De nada pudieron los soldados, tanques, artillería, aviones, drones, satélites y fuerzas especiales del ejército más poderoso en la historia de la humanidad contra los ciudadanos de la Gran República de Texas! ¡Y logramos todo desde los balcones de nuestras casas! ¡No pudieron con el empuje! Bueno, eso, o en verdad nunca iba a haber ninguna invasión: ¡pero eso no me hace sentir bien ni rebelde! ¡Abajo con el neg– que diga, socialista islamita ese! Remember the Alamo!“, gritó iracundo.

Se espera que próximamente las milicias armadas de Texas detendrán una invasión extraterrestre que estos no se atreverán siquiera a ejecutar gracias a la vigilancia constante de los hijos del Gran Estado de Texas.