San Juan, Puerto Rico – Luego de revelarse que el Administrador de Servicios Generales (ASG), Luis Castro Agis, se contradijo a sí mismo cuando exculpó a Eugenio Hernández Mayoral, alias el “Tigre”, por su uso personal de su vehículo de PRFAA, el gobierno admitió abiertamente que se le tiró la toalla porque “al nene de Papi no se toca”.

Tigress_at_Jim_Corbett_National_Park

A ese Tigre, nadie que no sea Papi lo toca. ¿Estamos? [Imagen suministrada]

“Como si fuéramos a tocar al hijo de Hernández Colón, exgobernador y leyenda del Partido Popular Democrático. ¡Pero qué iluso es este pueblo!”, exclamó Luis Castro Agis en entrevista ficticia exclusiva con este periódico. “Mire, este bueno para nada, que solo gana elecciones por sus dos apellidos, está dirigiendo a una millonaria agencia nada más para tener a Papi contento y que no tire a mondongo a Alejandro. Mire: la única forma de que lo pudiéramos botar por usar el carro ese donde le dé la gana es que lo meta dentro de Nationals Park en mitad de un juego y chille las gomas por todo el terreno de juego mientras saca las nalgas por las ventanas. Y más vale que se vea claramente que él es el que está guiando, porque sino: ¡se salva también!”, aseguró.

Fuentes informaron a El Ñame que al finalizar esta entrevista se debatía seriamente en el gobierno si la idea de que El Tigre protagonizara el penoso suceso ficticio en Nationals Park descrito por Castro Agis pudiera ser la mejor forma para que el director de PRFAA pudiera llamar la atención en la capital federal a la difícil situación económica y social en Puerto Rico.