San Juan, Puerto Rico – El gobernador Alejandro García Padilla explicó hoy que la razón por la que no está asegurado el pago a las obligaciones generales es que a la Constitución del país no le está dando la gana de pagarla. Esto choca con sus expresiones en Bloomberg TV donde se llenó la boca diciendo que era imposible que Puerto Rico no pagara la deuda, porque así lo dicta la Constitución.

Rotunda con la constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico

¡Mala paga, la Constitución esa! [Imagen suministrada]

“¿Qué les puedo decir? La Constitución me dio palabra a mí, al país y a los bonistas de que la deuda siempre se paga primero”, declaró el primer ejecutivo. “Sin embargo, ahora la dichosa Constitución, contra mis deseos y los mejores intereses de los bonistas, ha decidido esconderse en esa caja de cristal y no dar ni un solo centavo de lo que debe. ¡Mala Constitución! ¡Mala!”, le gritó el gobernador al inerte documento.

El gobernador concluyó asegurando que la Constitución le aseguró que esa es la única parte de ella que no le da la gana cumplir y que todo lo demás sigue aplicando. “Bien caprichosa y selectiva esa Constitución. ¿Pero qué puedo hacer yo si ella siempre tiene la última palabra?”, finalizó.