San Juan, Puerto RicoEl video de una boricua gritando alocadamente y con ojos desorbitados durante la grabación del programa “Un Nuevo Día” causó sensación en los medios y provocó una epidemia de vergüenza ajena en quienes lo vieron. Luego de observar el frenético y enloquecido comportamiento de una puertorriqueña en el video en cuestión, Jesús Omar Rivera, mejor conocido como El Boricuazo, anunció que estaría renunciando a su puertorriqueñidad de puro bochorno.


Seguramente El Boricuazo ya quemó esa camiseta sin mangas y usó las banderas para secar el carro

El video (el cual tienen que ver personalmente para entender de qué estamos hablando —go on, we’ll wait) muestra al presentador venezolano Daniel Sarcos ante una fila de fanáticos, ofreciéndole el micrófono –afortunadamente para los amantes de la comedia no intencional– a una mujer desmesuradamente emocionada por estar en cámara. Esta le envió saludos a gritos a algunos de sus familiares en Puerto Rico, aseguró que Telemundo era su favorito número uno (y no su favorito número dos, suponemos), e indicó que puede morir tranquila ahora que vio a Sarcos en persona –algo que sería cómico si no fuera tan, tan triste.

Fanática desaforada gritando en televisión

¡No miren directamente en sus ojos si no quieren conocer el significado de la locura! [Imagen capturada del video]

Al ver el video, Jesús Omar Rivera (mejor conocido como “El Boricuazo”), indefatigable proponente de la superioridad de Puerto Rico en todas las cosas, indicó mientras meneaba lentamente la cabeza: “Nope. Nope. I’m done. Fuck this shit“. Luego de pasar varias horas encerrado solo en su cuarto, el otrora ente pluscuamboricua declaró que, efectivo inmediatamente, renunciaba a su puertorriqueñidad y que se encontraba ahora en proceso de depurar su clóset, su carro, e inexplicablemente hasta su baño de parafernalia con motivo patriótico. “Yo he tolerado bastantes charrerías en mi eterna campaña de chijí-chijá a favor de la Isla”, indicó parcamente. “Básicamente cada vez que uno de nuestros políticos abre la boca o la Vampy de Lajas sube algo a su cuenta de YouTube, tengo que hacerme el chivo loco y tratar de mantener la cabeza en alto. Sin embargo, esta doña gritando en televisión desaforadamente y con ojos de güimo exprimí’o simplemente ha colmado la copa: finalmente hallé algo indefendible. Es más, necesita diseñar un emoticon de ‘vergüenza ajena’ para poder denotar exactamente cómo me siento”, concluyó, comprándose un boleto de ida hacia “cualquier otro lugar que no sea aquí”.


Así nos sentimos muchos boricuas al ver ese video [Imagen Triunfosa® cortesía de Redod]

Rivera, quien ahora carece de nacionalidad, bandera y ganas de vivir, indicó que se dedicará de lleno a buscar otro país el cual defender a ultranza y sin que medie la lógica. “Estas son mis habichuelas, y si no seré más ‘El Boricuazo’, algún otro guiso similar tendré que encontrar: ¡no es como si de buenas a primeras yo fuera a desarrollar alguna destreza útil!”. Aunque todavía es temprano, Rivera señaló que ya descartó enfocarse en exaltar desmedidamente la nación estadounidense, “porque en cualquier convención republicana ya lo que se ve es una orgía de banderas americanas y nacionalistas de clavo pasa’o que ni botándolos se acaban: ¡no necesito tener tanta competencia!”.

Por otra parte, se reporta que la protagonista del video –quien ha permanecido en el anonimato, para el alivio de sus familiares– aún se encuentra en la calle gritando los nombres de todos los parientes y amigos que no llegó a mencionar cuando estaba al aire.