Ciudad de Nueva York, Nueva York – Luego de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas denunciara tépidamente las violentas acciones de ISIS en Iraq y ver que nadie ha dicho ni “esta boca es mía”, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, recurrió a su última opción e invocó el legendario “¡Oh! Y ahora: ¿quién podra defendernos?” durante una reunión de emergencia. La desesperanza se apoderó del Secretario al darse cuenta que el legendario Chapulín Colorado no estaría apareciendo para salvar el día.


Ni los X-Men con el Chapulín Colorado pueden meter mano en Iraq

“Bueno, señores, hemos hecho todo lo que podemos. Si el Chapulín Colorado no nos ha escuchado, pues esto se jodió”, lloró un desconsolado Secretario de la ONU, Ban Ki-Moon. “¡Si tan solo una superpotencia responsable por este desastre en Iraq diera el paso alante! ¡Si tan solo un país asiático con guille de superpotencia pero que no quiere ninguna de las responsabilidades se atreviera a dar el paso alante! ¡Pero supongo que no hay babilla! ¡Oh! Y ahora: ¿quién podrá defendernos?”, exclamó desmoralizado, con su último vestigio de esperanza que se apareciera el Chapulín Colorado.

Se informó que el Secretario evalúa la posibilidad de instruir a algún representante de la ONU en Iraq a derramar un envase lleno de aceite de carro en la tierra y que empiece a gritar “¡Petróleo! ¡Petróleo”, para ver si alguien por ahí hace finalmente caso.