San Juan, Puerto Rico – Ricardo Rosselló Nevares, presunto candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), publicó un artículo en El Vocero titulado “Respondabilidad” que algunos opinan fue plagiado. Luego de rechazar tajantemente dicha acusación, Rosselló Nevares aseguró que si fuera a cometer plagio, “sería por algo menos totón que eso de la ‘respondabilidad'”.

Ricky Rosselló con tremendos pancakes en los sobacos

Según evidencia esta imagen, Odorono NO le “redponde” a Ricky Rosselló

El artículo en cuestión trata sobre el neologismo “respondabilidad”, que intenta capturar el significado del vocablo anglosajón “accountability” (y no es, como luce a primera instancia, una burla a personas que hablan con frenillo). Aunque el escrito de Ricky Rosselló aclara en las primeras líneas que el término no es de invención suya, algunos piensan que el texto se parece demasiado a un artículo escrito por la periodista boliviana Lupe Andrade Salmón en el 1999 –empezando por ella misma. “Es una tremenda irrespondabilidad del tal Ricky Roddelló ese habedse copiado mi artículo”, aseguró la autora. “No tienen idea de cuánta gente quiere robadse las ideas de la mundialmente famoda Lupe Andrade Salmón: si yo tuvieda un dólar boliviano por cada vez que alguien plagiase mis edcritos… bueno, no tendría mucho, hablando claro… ¡pero el punto es que el que alguien use mis palabras sin darme el debido crédito es una dedgracia y una dedfachatez!”.

Esta NO es la periodista Lupe Andrade Salmón –pero como nunca antes habías escuchado de su existencia, pudimos haberte dicho que esta es ella y te lo hubieses creído tranquiléin

Ricky Rosselló negó enfáticamente el haberse copiado el artículo de Andrade Salmón, aunque admite que este fue uno de más de veinte que leyó a la hora de escribir el suyo. “Esto no fue plagio, sino un recalentamiento de ideas: tú sabes, como cuando un nene de escuela superior simplemente compila varios artículos de revistas, los pone en sus propias palabras y lo entrega como una monografía suya. Si yo fuera a hacer un copiete descarado de algo, ¿no creen que sería de algo que me haga sonar más inteligente que esta bobería de la ‘respondabilidad’? Además, si leen cuidadosamente mi artículo verán que mucho más de la mitad del contenido es yo tirándole a la gesta de mi próximo contrincante a la gobernaci– que diga, de Alejandro García Padilla. ¿A que el artículo de la doña esa no le tiraba a Agapito, verdad que no? ¡Solo con el testigo!”.

El hijo del exgobernador Pedro Rosselló opinó que los ataques en su contra “son a todas luces políticos” –un argumento que se desmerece cuando uno se percata que la autora del artículo en cuestión es de Bolivia y seguramente no tiene las más soberana idea de quién es él ni conoce los pormenores de la política puertorriqueña. Sin embargo, no es menos cierto que muchos boricuas creyeron las imputaciones contra Rosselló Nevares simplemente por tratarse de quien casi seguramente será el candidato a la gobernación por el PNP. Por ejemplo, Don Juan Estrada, oriundo de Cayey y autodeclarado “popular de clavo pasa’o”, expresó: “Yo no he leído ninguno de los dos artículos menta’os, no entendí bien con qué se come eso de la ‘respondabilidad’ y honestamente tampoco tengo muy claro qué exactamente se considera ‘plagio’, ¡pero si es algo malo y están acusando a Ricky Robeyó de haberlo hecho, debe ser cierto! Es más, cualquier cosa que tú me quieras decir que el hijo del Mesías hizo, por más maligno o improbable que sea, te lo voy a creer. ¡En serio, trátalo! ¡Dime cualquier cosa, que hoy estoy en un mood de credulidad políticamente acomodaticia!”.

Mapa de Bolivia en América del Sur

Como deja claro este mapa, Bolivia es un país lejos de Puerto Rico donde seguramente no leen ni El Nuevo Día ni Primera Hora ni El Vocero [Imagen suministrada]

Por su parte, Rosselló Nevares indicó que de ahora en adelante “cuando quiera recalentar ideas ajenas para que publiquen un artículo mío en El Vocero, prometo que desempolvaré mi tesauro para meterle muchos sinónimos al escrito y que así nadie se dé cuenta de cuánto se pueda parecer a mis fuentes, ¿estamos?”.