San Juan, Puerto RicoLa nominación de la licenciada Maite Oronoz como la primera mujer abiertamente lesbiana al Tribunal Supremo de Puerto Rico suscitó reacciones entre los líderes religiosos de la Isla, quienes aseguraron “amar tanto pero tanto a nuestros hermanos homosexuales, que no queremos que tengan que pasar por el trabajo y los sinsabores que implica casarse, adoptar hijos o ser jueces del Supremo”.

Edificio del Tribunal Supremo de Puerto Rico

El Tribunal Supremo de Puerto Rico, donde por alguna razón todavía en el 2014 es noticia que se nomine una jurista lesbiana [Imagen suministrada]

Uno de los primeros en condenar el nombramiento de Oronoz fue la pastora evangélica Wanda Rolón, tomándose una sabática de obedecer ciegamente la Biblia al dejar de guardar silencio en la congregación según ordena 1 Corintios 14:33-35 para dar su opinión sobre el asunto. “Para mí eso fue una falta de respeto cuando la candidatita esta mentó a su dizque ‘pareja’ en su conferencia de prensa”, comenzó la autodenominada apóstol. “Ella no tenía por qué estar restregándonos en la cara que tiene amoríos con una persona del mismo sexo: tan feo que se ve eso cuando un funcionario público menciona a su cónyuge, ¿verdad? ¡Habrase visto! Además, si va a ser gay, que al menos sea de esos que lo esconden y viven solos y miserables (¡o mejor aún, de los que se odian internamente!), no de esos que tienen vidas plenas en pareja como si fueran personas normales con sentimientos humanos”, opinó Rolón, rezumante de amor, paz espiritual y Miss Clairol Age Defy Medium Golden Blonde.

Caricatura de Wanda Rolón

La apóstol Wanda Rolón no entiende por qué Maite Orozco agradeció a su pareja en su conferencia de prensa, “si lo único que ella le ha conseguido es la perdición eterna” [Imagen cortesía de LUY]

El pastor César Vázquez también unió su voz al coro de protestantes literalmente protestando: “Es triste que el gobernador haya nominado a esta posición a una persona que está viviendo en una relación, para nosotros pecaminosa. Él debió haber nominado a alguien a quien nosotros considerásemos completamente libre de pecado, por lo que la plaza debió haber permanecido vacante hasta que Jesucristo haya regresado a la Tierra o Santa María (Madre de Dios, sin pecado concebido) haya aceptado la nominación. Aunque bueno, si quieren a alguien libre de todo pecado que esté disponible ahora mismito, yo podría cotejar mi calendario a ver si puedo bregarles el caso, ¿vi’te?”, ofreció el reverendo desinteresadamente. Vázquez añadió: “Y para el récord, no es que estemos diciendo que nos oponemos a que los homosexuales ocupen cualquier posición dentro de la sociedad: por ejemplo, pueden ser maestr– no, eso no, que va y nos indoctrinan a los nenes a aceptar las diferencias; policí– no, tampoco, porque seguramente rehusarían violentar los derechos civiles de los miembros de su ‘ambiente’; deambulant– hum, mejor no, que nos ahuyentarían a los turistas. Ok, sí, pensándolo mejor: si eres gay, ¡no aspires a ningún trabajo, porque armaremos un escándalo en el nombre de Dios!”.

Por su parte, el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, expresó estar “preocupado” por la nominación de Oronoz, “pero no porque nos sepa a mierda que se confirme a una jueza que pueda tumbarnos el kiosko de imponer nuestras creencias religiosas en el código civil de Puerto Rico, sino porque eso de ser juez en el Supremo es muy estresante y nos gustaría evitarle esa jaqueca a Maite. Además: ¿batas negras? ¿Con este calor endemoniado que está haciendo? ¡Hay que estar loco!”. González Nieves añadió que si bien la postura de la Iglesia Católica se ha mantenido férrea en contra del matrimonio igualitario y de la adopción por parte de parejas del mismo sexo, “eso no es de ninguna manera porque nos gusta manufacturar ‘enemigos de la fe’ para azuzar a nuestros clien– que diga, feligreses, y conseguir más donaciones, sino porque entendemos que estar casado y criar hijos es una tremenda pejiguera. Cuando ustedes se mueran solos –sin pareja ni hijos, ¡pero con chavos!– sé que me lo agradecerán. Confíen en mí: ¿quién sabe más de matrimonio y de criar nenes que un sesentón soltero que nunca ha tenido hijos?”.

Al preguntarle al líder católico cómo se siente que la sociedad a su alrededor continúe progresando mientras que la Iglesia sigue esbozando posiciones decimonónicas, este contestó: “¡Pues se siente bien chévere, déjame decirte! Acá en el siglo diecinueve estamos de lo más a gusto con la esclavitud, la subyugación de la mujer y brotes de tisis a diestra y siniestra. ¡Y no descansaremos hasta que el resto de Puerto Rico se nos una y estemos todos leyendo la Biblia a luz de quinqué, como Dios manda!”.