San Juan, Puerto Rico – El pasado sábado el gobernador Alejandro García Padilla firmó en ley el proyecto conocido como la “quiebra criolla”, que le permitirá a las dependencias gubernamentales atender sus deudas acogiéndose al proceso de quiebra. Acto seguido, rótulos de “SE VENDE” aparecieron en las oficinas de docenas de agencias de gobierno, convirtiendo la Isla en un garage sale de 100 por 35 millas cuadradas.

Mapa del Caribe con isla de Puerto Rico a la venta

¡Ya tus agencias gubernamentales favoritas están a la venta! [Imagen original suministrada]

La Ley para el Cumplimiento de las Deudas y Recuperación de las Corporaciones Públicas (mejor conocida como la “quiebra criolla” porque nadie tiene tiempo para decir un nombre más largo que la esperanza del pobre) surge en respuesta al hecho de que varias dependencias gubernamentales están, usando términos económicos técnicos, “más pelá’s que un culo ‘e mono”. Acogiéndose al proceso de quiebra, sin embargo, estas corporaciones públicas podrán “reestructurar su deuda a través de un proceso estatutario ordenado”, que es lawyerese para “cantarse pobres para poder decidir a qué acreedores pagarles, cuándo y cuánto cual si fueran Don Ramón huyéndole al Señor Barriga”.

Don Ramón

Si nuestras compañías públicas fueran tan hábiles a la hora de evitar sus acreedores como Don Ramón, estarían en las papas [Imagen suministrada]

Muchas agencias de gobierno aprovecharon este nuevo mecanismo legal para declararse en quiebra y comenzar a venderse y levantar fondos para desembarazarse de sus responsabilidades fiscales. Por ejemplo, la Autoridad de Energía Eléctrica no perdió tiempo en poner un anuncio clasificado en Craigslist que reza: “A LA VENTA: Compañía de generación y distribución de electricidad. Ligeramente usada. Viene con cientos de empleados con años de experiencia en mantenimiento esporádico de alambrado eléctrico; reparación de maquinaria anticuada y quebradiza; y creación de contenciosas uniones laborales. OFERTA ESPECIAL: Si compras la AEE en las próximas 24 horas, te incluiremos el Departamento de Educación, el Departamento de Justicia y un elegante estuche de cosméticos Estée Lauder, ¡completamente gratis!”.

La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados también comenzó su propio proceso de quiebra vendiendo en pedazos distintas partes de dicha compañía pública, empezando por las docenas de oficinas regionales de servicio al cliente (las cuales, debido a su fétida peste a moho y deprimente arquitectura setentosa, seguramente se irán a precio de baratija). Inclusive la mansión ejecutiva estará disponible al mejor postor: “CVD: Palacio de Santa Catalina, mejor conocido como La Fortaleza. Rodeada por unas antiquísimas murallas calizas (¡recientemente lavadas con agua a presión!), La Fortaleza tiene una hermosa vista al mar y goza de protección policiaca 24×7. Advertencia: su actual inquilino permanecerá en el cuartito de atrás, pero es un muchachito callado y humilde que no da candela. Interesados favor llamar al (787) AGA-PITO o escribir a elhermoso69@fortaleza.pr”.

Y, para los amantes de la buena gastronomía, también cabe señalar que La Fortaleza está a pocos minutos de SoFo y de El Mesón

La actual administración aclaró que consideró subastar incluso varios valiosos puntos turísticos alrededor de la Isla, tales como el Castillo San Felipe del Morro, el Radiotelescopio de Arecibo y El Yunque, pero no pudo “porque to’ eso le pertenece a los Estados Unidos, y si intentásemos sacarle chavos, los federicos aparecerían aquí más rápido que ligero a darnos pam-pam”.