San Juan, Puerto Rico – Tras anunciar la presentación de una querella ética contra el exsecretario de Justicia Luis Sánchez Betances por acudir a la escena en la que un amigo suyo fue detenido y pedir a los oficiales presentes que “no me hagan caso, yo no estoy aquí“, la directora ejecutiva de la Oficina de Ética Gubernamental, Zulma Rosario Vega, anunció que en cumplimiento de su mandato ministerial de garantizar el debido proceso de ley y velar por la pureza de los procedimientos, limitará sus apariciones públicas para prejuzgar el caso y linchar públicamente a Sánchez Betances antes de escuchar su defensa “únicamente a programas en horario prime time“. El anuncio se dio luego de que la funcionaria culminara una extenuante ronda de presentaciones en varios programas de radio y televisión en los que defendió vehementemente los hallazgos del informe de Ética a base del cual se presentó la querella que eventualmente le tocará adjudicar.

Rosario Vega Media Whore

A su salida del programa Tu Mañana, Rosario Vega hace claro a las decenas de periodistas que convocó que no está de media tour: “nosotros no prejuzgamos ningún caso. Y ahora con su permiso, tengo que ir a Lo Sé Todo a explicar por qué Sánchez Betances es culpable”

“Esto de andar de media tour a toda hora anunciando que el caso que me tocará adjudicar eventualmente está más plancha’o que la cara de Luz Nereida Vélez luego de una inyección de bótox es verdaderamente extenuante”, explicó la funcionaria mientras salía a toda prisa del estudio de Telemundo en dirección de Univisión Radio. “La verdad, se le seca a una la garganta de argumentar el caso en tanto foro. En Tu Mañana [Univisión] hasta me tuvieron que dar un poquito de agua porque me dio una carraspera del cará’. Quién diría que garantizar un imparcial y debido proceso de ley a un infame y evidentemente violador de la ley populete como Sánchez Betances sería tan ajetreado”, añadió Rosario Vega con la serenidad y temperamento que caracteriza a un imparcial juzgador de hechos.

La funcionaria rechazó tajantemente que, a pesar de aparecer en tres programas de radio y dos de televisión en menos de tres horas, ande prejuzgando el caso en cualquier sitio en que encuentre un micrófono abierto. “No, para nada”, reaccionó escuetamente tras concluir su aparición en Telenoticias, en la que habló extensamente sobre la enorme cantidad de evidencia que tiene su oficina para quemar en la hoguera al exsecretario luego de extirpar sus vísceras con un cuchillo mohoso. “Seremos totalmente justos [con Sánchez Betances]. Es más, lo de quemarlo en la hoguera todavía ni es seguro; si lo hacemos, podría ser incluso hasta después de atender sus planteamientos… mientras bajo alguna canción por iTunes durante la vista, claro está”, aclaró demostrando el gran sentido de justicia que ha caracterizado su gestión frente a la Oficina.

Al preguntarle si la radicación de esta querella tendrá un resultado similar al fallido caso criminal radicado por el Panel del Fiscal Especial Independiente contra el también exsecretario de Justicia Antonio Sagardía, Rosario Vega rechazó cualquier similitud y aseguró que su oficina cuenta con elementos suficientes para prevalecer. “En primer lugar, el FEI que vio ese caso no era también el juez que lo adjudicaría. La pobre Nydia [Cotto Vives, presidenta de la Oficina del Fiscal Especial Independiente] tenía una desventaja enorme en eso”, explicó la Directora Ejecutiva con incuestionable lógica, en referencia al justiciero mecanismo utilizado por la Oficina de Ética en el que quien presenta una querella es además quien la adjudica. “Además, nosotros no dependeremos de argumentos insípidos y baladís como alegar que Sagardía era culpable porque sabía jugar golf; no, señor: nosotros tenemos evidencia de que Sánchez Betances usó su celular oficial para hablar con [el entonces acusado y amigo del exscretario, Jaime Sifre]. ¿Qué puede ser más sólido que cogerlo con las manos en la masa… o en este caso, en el teléfono?”, sostuvo la funcionaria, quien rehusó confirmar si la robusta prueba que ocuparon en el celular oficial de Sánchez Betances incluye algún selfie del querellado junto con los oficiales en la escena.

Al cierre de esta edición había sido imposible confirmar insistentes rumores en el sentido de que, para garantizar un resultado justo e imparcial, la Directora Ejecutiva delegaría como oficial examinador a algún notorio exconvicto que actualmente trabaje como director auxiliar en la agencia y que sea hermano de la jefa del FEI. Fuentes cercanas revelaron que, de concretarse tal delegación, la misma sería totalmente justificada porque nadie puede saber más sobre ética que un abogado desaforado por fraude. Se espera que la directora Rosario Vega comience un nuevo media tour durante el mes de abril para justificar que su mano derecha en la Oficina de Ética es un convicto estafador porque “todo el mundo tiene un amigo del alma… o en el caso de la directora Rosario Vega, un amigo entrañable“.