San Juan, Puerto Rico – El cantante de música urbana René Pérez Joglar del dúo Calle 13 –mejor conocido como Residente– le entrará a batazos a su carísimo Maserati durante la grabación de su próximo video musical. Intentando coger pon con la obvia artimaña publicitaria, el casi olvidado reggaetonero Nicky Jam difundió en los medios que él estaría igualmente destruyendo su vehículo, en su caso un Kia Pride del ’87 que ya está cayéndose en cantos.

El reggatonero Nicky Jam

Nicky Jam está tratando de coger pon usando, irónicamente, un carro que lo más probabe es que lo deje a pie [Imagen suministrada]

Según Residente, la destrucción de su lujoso vehículo de motor servirá como un rechazo simbólico a “los ostentisidades que existen en el mundo“, explicando que en vez de venderlo para generar más fondos para los necesitados prefirió entrarle a batazos al vehículo de $150,000 porque “este mensaje no tiene precio” –un hecho que las personas diestras en las matemáticas seguramente podrían disputar fácilmente. “Cuando le caiga encima a golpes a mi Maserati usando un bate que me regaló Willie Mays y vistiendo el uniforme de Roberto Clemente, eso enviará un poderoso mensaje a mis fanáticos”, aseguró el cantante / activista aficionado. “Digo, no sé cuál carajo es ese mensaje, ¡pero lo importante es que capté la atención de la prensa!”.

… aunque sospechamos que captar la atención de la prensa nunca ha sido una faena demasiado ardua para Residente Calle 13…

Igualmente deseoso de que los periódicos mencionen su nombre, el reggaetonero Nicky Jam se apresta a destrozar su Kia Pride de dos puertas durante la grabación de su próximo video. “Papi, este carro ha sido mi bebé desde el 1992, cuando lo compré usado en Losada Auto”, rememoró el casi olvidado intérprete de música urbana. “No sé ni decirte cuántas yales llegué a meter en el asiento de atrás, ¿vi’te?”, rio pícaramente, añadiendo: “Aunque, hablando claro, no creo que haya sido más de dos a la vez, a menos que hayan ido bien espachurrá’s. Nada, el punto es que tienen que ver mi video para que se enteren de cuántos batazos hay que meterle a un Kia del ’87 para hacerlo añicos (spoiler alert: son más de dos y menos de cuatro)”.

Un carro modelo Kia Pride de los ochentas

Si lo miran demasiado fijamente, es probable que ni siquiera haga falta entrarle a batazos para que se caiga en cantos [Imagen suministrada]

Literalmente pares de asiduos fanáticos de Nicky Jam esperan con ansias locas su nueva producción discográfica, titulada “Todavía Vivo”. Se rumora que, para completar el copiete descarado y de segunda categoría del video de Calle 13, mientras Nicky Jam destruye su ajado vehículo de dos puertas (usando el bate de Ricky Ledée), el cantante tendrá puesto el uniforme de Rey Sánchez mientras se fuma un gallito de la cosecha de Piculín Ortiz.