Arecibo, Puerto Rico – Miembros del Movimiento Indígena Jíbaro Boricua protestaron la semana pasada frente a la alcaldía de Arecibo para mostrar su desacuerdo con el plan de erigir una estatua de Cristóbal Colón en dicho municipio, alegando que el navegante genovés no fue más que un asesino y un pedófilo. La agrupación exigió que, de construirse una estatua, que fuera en honor a la voluptuosa modelo de “No te duermas” conocida como La Taína.

Antes de personarse frente a la alcaldía de Arecibo, los miembros del Movimiento Indígena Jíbaro Boricua se reunieron en su yucayeque a preparar carteles y estribillos de protesta

“No podemos permitir que en Puerto Rico se construyan monumentos en honor a ese villano que fue Cristóbal Colón”, declaró Guarionex Pérez, uno de los portavoces del movimiento. “Digo, que se construyan más estatuas, ¡porque ya hay un fracatán!”. Según la organización de descendientes taínos, Colón fue un asesino de indígenas, un pedófilo que vendía niñas prepubescentes y que, literalmente, se comía los nenes crudos. (Dicho sea de paso, fuentes ahí presentes aseguraron que, al escuchar la palabra “pedófilo”, el obispo Daniel Fernández apareció de la nada para declarar que Colón nunca había fungido en la arquidiócesis arecibeña). “No podemos celebrar la vida de una persona tan inmoral”, sentenció Pérez. “¡Bastantes estatuas tenemos de políticos como para rebasar esa cuota!”.

La Taína, lista para ser inmortalizada en bronce

El Movimiento Indígena Jibaro Boricua indicó que sería mejor ensalzar a una persona más meritoria, y a su parecer esta sería la modelo Noris Díaz Pérez, quien saltara a la fama en los noventas al aparecer en la sección del “Poder de la semana” del programa “No te duermas”. “Creemos que La Taína sería un mejor ejemplo para el pueblo puertorriqueño que ese asqueroso Cristóbal Colón”, indicó Agüeybaná Martínez, tesorero de la agrupación. “Además de que ella está bien buena, ¿y quién no querría inmortalizar en bronce unas curvas como las suyas?”, preguntó, añadiendo rápidamente: “¡Ah, pero que sea una estatua de como ella lucía en los noventas, claro está!”.