San Juan, Puerto Rico – Esta semana quedó revelado que en Puerto Rico se produce un abogado por cada puertorriqueño parí’o, dada la inmensa cantidad de reacciones al veredicto de culpabilidad de Pablo Casellas por el asesinato de su esposa y por la opinión casi unánime de que dicho resultado demuestra sin lugar a dudas que Ana Cacho, sospechosa en la muerte de su hijo Lorenzo, es culpable.

Un mallete de juez y dos libros de leyes

¿Dónde está esa institución que produce un abogado por cada puertorro parí’o?

“¡Se hizo justicia! ¡Sin duda alguna! ¡No se necesitaba ser abogado pa’ saber que eso se caía de la mata!”, exclamó Juan Padilla, graduado de la escuela de leyes que indudablemente tiene recintos en cada barrio de la Isla. “¡Ya era hora que un rico pagara por sus fechorías! ¡No pudo el dinero contra la vergüenza! Y ahora que se prepare Ana Cacho, que es la que falta. Si este caso ha demostrado algo es que se puede conseguir la justicia –y por justicia quiero decir la conclusión a la que ha llegado un pueblo que no estuvo ahí para saber lo que pasó”, aseguró el letrado pueblerino con el cual concurren tres millones de abogados secretamente graduados en Puerto Rico.

Aunque no se sabe dónde se encuentra esta escuela de leyes que produce tanto abogado, se reporta que el gobierno ya está buscando cómo cobrarles impuestos a estos letrados por sus invaluables opiniones y poder así cuadrar caja.