Washington, D.C. – El Affordable Care Act, la nueva ley de reforma de salud federal mejor conocida como “Obamacare”, entró en vigor hace unas semanas para el horror del Partido Republicano. Sin embargo, la página web que permitiría a la ciudadanía encontrar un plan médico ha estado sufriendo desperfectos continuamente y muchos usuarios ni siquiera han podido acceder al portal. Usando su acostumbrado Jedi mind trick para engatusar al pueblo americano, el presidente Obama aseguró que no es que la página le haya dado mensajes de error a quienes intentaron acceder a esta, sino que el nombre de uno de los nuevos planes médicos es “Server not found”.

“¿Cómo van a pensar que fue que mi administración no supo prepararse para que millones de personas intentaran indagar simultáneamente sobre sus opciones para obtener seguro médico?”, rio Obama desdeñosamente. “Jelou, yo no meto las patas: ¡esos son los republicanos, quienes no saben cómo tomar el gobierno como rehén y conseguir algo a cambio! Recuerden que el lema de mi campaña y de mi administración es ‘¡Sí Se Puede!'”, destacó, sin aclarar que evidentemente lo que No Se Puede es acceder al portal HealthCare.gov.

El presidente aclaró que el mensaje de “Server not found” que millones de usuarios vieron en sus pantallas al intentar acceder a HealthCare.gov se trataba simplemente del nombre de uno de los nuevos planes médicos que se estarán ofreciendo, y que quienes lo vieron quedaron automáticamente acogidos a este. Otros planes similares son “Problem loading page”, “The webpage could not be found” y “Oops! Google Chrome could not find healthcare.gov”, todos ellos, según la administración de Obama, “igual de buenos, y completa y absolutamente reales –¡bueno, que ustedes sepan, porque no tendrán cómo verificarlo!”.

Imagen de un error que dice "Server not found"

“¡Miren cuánta información importante nuestro portal le provee al usuario acerca de su nuevo plan médico!”, se maravilló Obama

Millones de americanos cuestionaron las aseveraciones de la administración de que todos ellos se acogieron exitosamente al seguro médico mentado, máxime cuando la página no llegó siquiera a pedirles información personal para identificarlos. “Ah, no se preocupen por eso: nosotros tenemos todos los datos personales de todas las personas que intentaron acceder al portal”, aseguró Obama con una escalofriante guiñada de complicidad, y añadió, mirándote fijamente a los ojos: “Oye, y tú; sí, tú mismito: ¡deberías ir al doctor a chequearte esas manchitas que te salieron en el cuello, que uno nunca sabe!”.