San Juan, Puerto Rico – En respuesta a acusaciones de ser un oportunista por elogiar decisiones judiciales que le convienen y criticar las que no, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, acusó ayer al Tribunal Supremo de Puerto Rico de llevar a cabo un elaborado plan de manipulación psicológica que le ha causado trastorno bipolar. El líder senatorial reveló que descubrió los efectos del maléfico plan al sentir náuseas, sed excesiva y pérdida de coordinación luego de opinar que los mismos miembros del Tribunal que hace menos de una semana eran unos “irresponsables asaltantes jurídicos que intentan destruir la democracia” ahora son “paladines justicieros que le devolvieron la tranquilidad, el sosiego y la confianza al pueblo“.

“A mí no me engañan: yo se que esta decisión tan sabia y prudente del Tribunal está diseñada para hacerme bipolar”, sostuvo el senador Bhatia sobre su debilitada condición psicológica mientras tomaba agua descontroladamente. “Es lamentable que cinco jueces del Tribunal Supremo desafíen la democracia y se abroguen poderes que constitucionalmente no le corresponden… para valientemente validar la constitucionalidad de la ley que nos salvará del abismo en que nos encontramos… ¡GAH! ¡Lo hicieron de nuevo! ¡Malditos!”, exclamó el líder senatorial mientras su irregular ritmo cardíaco se aceleraba dramáticamente y se inflamaban sus ojos al recordar cómo los jueces Rafael Martínez Torres y Roberto Feliberti Cintrón se unieron a los jueces nombrados por administraciones populares para formar la mayoría en esta decisión.

Bhatia Crazy Eyes

El senador Bhatia demuestra los devastadores efectos de las recientes decisiones del Tribunal Supremo: “Bueno, al menos ahora nadie puede decir que soy un hombre sin visión”, afirmó Bhatia

Ya un poco más estable, el presidente senatorial aseguró que acatará la determinación del Tribunal que declara constitucional la Ley de Reforma de Retiro, a pesar de haber advertido la semana pasada que no haría caso de las determinaciones del Supremo: “Como he dicho antes, en una democracia se debe observar deferencia y respeto entre las distintas ramas de gobierno… especialmente cuando están de acuerdo con uno”, respondió Bhatia con incuestionable lógica. El Senador justificó su aparentemente arbitraria postura alegando que la decisión sobre Retiro se tomó libre de motivaciones ocultas, a diferencia de la semana pasada, en que los jueces actuaron como activistas políticos del Partido Nuevo Progresista al declarar inconstitucional la ley para eliminar el recurso de certificación intrajurisdiccional. “Y antes de que me digas que eso es bien acomodaticio, el responsable es el Tribunal: ¡no es mi culpa que la semana pasada los jueces fueran tan disparateros y esta semana hayan sido tan inteligentes!”, aseguró Bhatia.

Al cierre de esta edición había sido imposible conseguir una reacción del Tribunal Supremo a las denuncias del presidente senatorial. Sin embargo, prestigiosos juristas del país defendieron tanto la determinación del Tribunal sobre el recurso de certificación como la decisión sobre la reforma de Retiro citando el milenario axioma jurídico que reza: “Eso no lo decidió el Tribunal porque está bien; eso está bien porque lo decidió el Tribunal”.

En notas relacionadas, fuentes revelaron que entre los seis jueces nombrados por el exgobernador Luis Fortuño existe división sobre si es constitucional amarrar por las pelotas y colgar de un palo de mangó a los jueces Feliberti Cintrón y Martínez Torres sin que la Legislatura haya aprobado una ley a esos efectos. Se espera que de un momento a otro miembros de la delegación minoritaria del Senado presenten un constitucionalmente prístino recurso de certificación intrajurisdiccional para resolver esta controversia sin que los jueces imputados puedan presentar evidencia a su favor.