San Juan, Puerto RicoLa casa acreditadora Standard & Poor’s (SP) le impuso la clasificación de BB+ (que ya cae en el renglón de “chatarra”) a los bonos de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. En reacción a esto, el gobernador Alejandro García Padilla declaró que “le vale” lo que las agencias acreditadoras piensen de él; acto seguido, Standard & Poor’s clasificó cualquier expresión proveniente de AGP como una “opinión chatarra”.

Corredores de la bolsa en Wall Street

Estos inversionistas están desesperadamente tratando de vender todas sus acciones en la AAA o en AGP

“La neta es que me vale verga lo que estas pinches agencias piensen de mí”, explicó el Gobernador, así bien naco no más. “Esos metiches igualados más vale que se arruguen como frijoles viejos si no quieren que les dé un madrazo en la calabaza… o si quieren que les barajee más despacio, pos que primero los amachino y luego los cadaverizo, ¿que no? ¡Más vale que se arrenalguen ahoritita mismo, no vaya a ser que les entre una chuza por el cochate y se les acorchole la chamba!”, amenazó, creemos.

El Chavo del Ocho

Imagen mental que tenemos ahora cuando escuchamos hablar a Alejandro García Padilla

Sin embargo, las expresiones macharranísticas del primer mandatario no impresionaron a los investigadores de la agencia acreditadora Standard & Poor’s, quienes les dieron la clasificación de “CCC” (una tan baja que ni siquiera Miguel Muñoz sería tan ingenuo como para comprarlas). “Esta declaración, como todas las de Alejandro García Padilla, solo podría generosamente ser clasificada como una ‘opinión chatarra””, dictaminó Larry Belamy, representante de SP. “Recomendamos vigorosamente a que nadie le preste atención a lo que salga de la boca de AGP, y que quien lo haga tenga presente que el valor de sus palabras fluctúa entre ‘cañinga de mono’ y ‘de lo que pica el pollo'”.

Al enterarse de la pobrísima valorización que hiciera Standard & Poor’s sobre las opiniones del Gobernador, este declaró enchismado: “¡Pos al cabo que ni quería!”.