San Juan, Puerto Rico – Luego de haber sido clavados por Hacienda el día de ayer a la hora de radicar sus planillas, se reporta que millones de puertorriqueños amanecieron hoy sufriendo del trastorno psicológico conocido como “amnesia postcoital”.

Puerto Rico se enteró recientemente de la existencia de la “amnesia postcoital” gracias a un artículo recalentado que el magacín informativo El Nuevo Día republicó de un diario chileno. El trastorno supuestamente hace que una de las partes envueltas en el acto sexual convenientemente olvide su participación en este — manifestándose normalmente en hombres que, luego de haber ordeñado la vaca, ya no la quieren comprar (ni llamarla al día siguiente). Este mismo fenómeno se dio esta mañana alrededor de toda la Isla, cuando contribuyentes confundidos parecían haber olvidado la tremenda clavada que sufrieron a manos del Departamento de Hacienda.

Logo cuadrado del Departamento de Hacienda

La razón por la cual millones de boricuas amanecieron hoy sintiéndose como si alguien los hubiera virado como una media

“¿Qué… qué pasó anoche…?”, se preguntó extrañado Felipe Narváez al despertar en el sofá de la sala en vez de en su cama. “Por alguna razón mis pantalones tienen los bolsillos desgarrados, no encuentro la chequera por ningún lado, y alguien escribió en el espejo con lápiz de labios el siguiente mensaje: ‘¡Gracias por enseñarme tu forma larga, rorro!’. ¿Quién rayos estuvo en mi casa anoche, y por qué me duele cuando me siento? ¿Cómo podré curarme de esto?”, se preguntó el contribuyente con zozobra, desconociendo que el medicamento indicado para tratar la amnesia postcoital es “YaChichex® PM”.

Un frasco de medicina con pastillas blancas

El “YaChichex® PM” debe usarse con cuidado, sin embargo, porque puede causar que el usuario recuerde cosas que hubiera preferido dejar en el olvido

En iguales condiciones se encuentra Susana López, quien amaneció en un cuarto del Motel Executive sintiéndose sucia y usada sin saber por qué: “Sospecho haber tenido algún tipo de relación íntima con alguna agencia gubernamental, porque recuerdo vagamente haber llenado mucho papeleo y haber esperado eternamente en una fila larguísima escuchando llanto y crujir de dientes”, intimó la joven recién graduada de la universidad. “¿Será posible que este año fui desflorada impuestariamente y ahora ni me acuerdo? Eso explicaría por qué ahora mi cuenta de cheques está vacía y por qué en la mesa de noche encontré una nota de un tal ‘Formulario 481‘ que decía: ‘Gracias por lo de anoche, nena — ¡nos vemos en el 2014!'”.

Bañera roja en forma de corazón

Aunque los cuartos en el Executive tiene cómodas bañeras en forma de corazón, nunca es bueno despertar en un motel sin saber por qué

Al inquirir en el Departamento de Hacienda si pueden explicar esta epidemia de amnesia postcoital tras la radicación de planillas, la secretaria de dicha agencia, Melba Acosta Febo, rehusó hacer comentario alguno mientras fumaba lentamente un cigarrillo y sonreía pícaramente.