Buenos Aires, Argentina – Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina, aprovechó su visita oficial al Vaticano para pedirle al papa Francisco que interceda en el asunto de las Islas Malvinas. Al preguntarle a ella si estaba al tanto del reciente artículo publicado en El Ñame en el cual el papa alegadamente en efecto decretaba que “las Malvinas son argentinas”, la mandataria tuvo que admitir cabizbaja que sí. “¿Para qué negarlo?”, preguntó resignada. “Leo El Ñame y sí, les robé la idea. ¡Pero no es la primera ni será la última vez que la realidad se copie de los inventos de ese periodicucho de pacotilla!”.

La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner mostrando cinco dedos

La presidenta argentina admitió que leyó El Ñame en cinco ocasiones distintas, pero que no se rio ni una

Fernández de Kirchner aprovechó la ocasión para igualmente admitir otras adicciones de origen boricua, entre estas: que no se perdía La Comay; que ama el reggaetón; y que le gusta el mondongo con mucha toallita.