San Juan, Puerto Rico – A apenas días de haberse inaugurado oficialmente como gobernador tras escaparse del país justo en el momento en que se darían marchas de protesta y macanazos antiprotesta, el gobernador Alejandro García Padilla anunció su renuncia inmediata al cargo tras admitir que todo lo que se alegó durante la campaña eleccionaria sobre su incapacidad para gobernar, falta de experiencia y total ausencia de un plan de trabajo viable era cierto.

Exgobernador Alejandro García Padilla

El ahora exgobernador García Padilla explica el razonamiento que lo llevó a tomar su decisión: “Es que si espero al verano los tipos estos me suben los pasajes. ¡A juyirrrr!

“Quiero anunciar que con efectividad inmediata cojo el monte y los dejo con este revolú que tenemos por país”, anunció García Padilla al comenzar su conferencia de prensa anoche, convocada para revelar que todo lo que dijo el exgobernador Luis Fortuño sobre la Alianza Público-Privada (APP) del Aeropuerto Luis Muñoz Marín durante el cuatrienio pasado era cierto. “Han sido ocho semanas de grandes retos, pero al final del día hay que reconocer lo obvio: soy exactamente igual que Fortuño, pero con mejores estribillos de campaña”, reconoció García Padilla mientras varios directores de agencia que lo acompañaron durante la conferencia le miraban con rostros desencajados.

El ahora exgobernador admitió que ponderó su decisión cuidadosamente, pero al final concluyó que era el paso correcto en estos momentos. “Ahora que la FAA aprobó la transacción y no me quedó más remedio que admitir que Fortuño tenía razón sobre las APPs, yo creo que lo mejor es coger la juyilanga ahora antes de que todas mis promesas de campaña me exploten en la cara”, reconoció García Padilla, quien evitó ofrecer proyecciones sobre cuándo la gente descubrirá finalmente lo estúpido que fue proponer el uso de la Guardia Nacional para combatir el crimen luego de pasar cuatro años criticando enérgicamente el uso de la Guardia Nacional para combatir el crimen. Fuentes cercanas al ejecutivo estimaron que tal descubrimiento podría darse en algún momento del verano del 2014, justo antes de que se descubra que de los 50,000 empleos prometidos en 18 meses solo se crearon 127 plazas como bagger en Econo, pero bastante después de que se descubra que el Sistema de Retiro solo podría ser administrado por el Dr. Jack Kevorkian.

A pesar de que reconoció que realmente no tenía ni puta idea de que gobernar un país era mucho más difícil que aparecer en programas de radio anunciando dónde está más barata la gasolina, el hasta anoche gobernador reclamó logros importantes durante su corta gestión ejecutiva. “No todo fue negativo”, reclamó enérgicamente García Padilla mientras su Secretario de Estado, David Bernier, ejecutaba con gran maestría un solo de violín. “En tan corto tiempo fui capaz de anunciar trenes que no se comenzarán a construir hasta dentro de par de años, la creación de 10,000 empleos encaminados por la administración anterior y, claro está, anuncié los logros de mi primer mes. Eso debe valer algo”, sostuvo el ahora ex primer ejecutivo de manera casi tan desesperada como cuando anunció dichos “logros” hace casi un mes. Expertos consultados añadieron a esta lista de logros el haber convencido a los electores de que un inútil sin experiencia administrativa significativa pero de elegante y juvenil aspecto estaba cualificado para ser gobernador, y el que quizás ha sido el logro más significativo de su corta gestión: cambiar a Marcos Rodríguez Ema por Ingrid Vila.

Al cierre de esta edición había sido imposible confirmar insistentes rumores de que el exgobernador Luis Fortuño habría tenido que someterse a una operación maxilofacial de emergencia en Virginia, esto porque su quijada se desencajó de tanto reírse con la conferencia de prensa de García Padilla. Fuentes aseguraron que tras la patética explicación del gobernador García Padilla sobre cómo se vio obligado a honrar un acuerdo que criticó por meses, ni el Presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, ni su contraparte en el Senado, Eduardo Bhatia, habían perdido respeto por el Gobernador, esto porque no le sentían ninguno desde hace algún tiempo.