Ciudad del Vaticano, El VaticanoMientras el Papa estaba rezando públicamente en la Plaza de San Pedro el día de ayer, cuatro mujeres expusieron sus pechos para protestar la postura del Vaticano en contra del matrimonio homosexual. Dado que la guardia civil rápidamente cubrió a las féminas y se las llevó arrestadas, el Santo Padre se quejó de no haber podido apreciar debidamente “el tamaño de los argumentos de las protestantes”.

El Papa Ratzinger alzando las manos

No queremos saber qué está midiendo el Papa con las manos en esta foto

Entre las manifestantes se encontraba la líder del grupo feminista ucraniano Femen, Inna Shevchenko, quien por el nombre podría también chiripear como espía rusa o como amante de James Bond. La demostración en El Vaticano se organizó para que coincidiera con la manifestación en París en contra del plan del gobierno francés de legalizar los matrimonios de personas del mismo sexo — la cual, debido a la edad promedio de las personas que esbozan ese punto de vista conservador, esperamos encarecidamente no haya envuelto exhibiciones pechuguísticas.

Doñitas francesas protestando

Afortunadamente estas protestantes francesas son más modositas que las ucranianas

“Ay, ¿qué pasó con esas muchachitas tan simpáticas que las taparon y se las llevaron tan rápido?”, preguntó el Papa oteando entre la multitud desde su balcón a ver si todavía podía atisbar algo. “Si querían traerme un mensaje, o defender un punto, aquí estoy yo: ¡nadie puede acusar a la Iglesia Católica de ser intransigente o retrógrada y de no escuchar a razonamientos lógicos!”. Aunque adelantó que es improbable que una protesta tan sensacionalista y chabacana haga que alguien cambie de parecer, el Sumo Pontífice explicó: “Yo soy el emisario de Dios para todos los humanos, no solo los católicos, así que las exhorto a que regresen en otro momento para que expongan sus argumentos sin vergüenza y saquen todo al aire”, añadió, advirtiendo rápidamente: “Ahora bien, no fatties!“.

Mujer rusa recostada en el piso

“¡Por ejemplo, esta joven puede venir a protestar a la Plaza San Pedro cuantas veces guste!”, aseguró píamente el Santo Padre

“Nosotrras protestarr parra demostrrarr apoyo a comunidad homosexual, no parra darr show grratis a viejitos en sotanas”, explicó Shevchenko con lo que esperamos hayan podido apreciar fue un fuerte acento ruso (o ucraniano… bah, ¡como si hubiera alguna diferencia!). “Bueno, también prrotestarr para fichurrearr y salirr en periódicos como si hubiérramos hecho grran cosa, ¡perro eso serr otrras veinte grivnas!”.