San Juan, Puerto Rico – Muchos puertorriqueños manifestaron sus quejas al gobierno de turno por el mal manejo de las Fiestas de la Calle San Sebastián, recriminándole que no haya podido obligarlos a portarse como gente civilizada.

“¿No vieron ese salpafuera que se formó con la transportación pública a la salida de las Fiestas?”, preguntó Maritza Serrano, una de las miles de jóvenes que acudió a las festividades, aludiendo a los autobuses públicos que fueron vandalizados por la multitud. “Eso fue culpa de Carmen Yulín: si ella quería que nosotros esperáramos nuestro turno pacientemente y sin que se formara un arroz con culo, debió haber traído a la Fuerza de Choque a velar la línea, para que la gente cogiera vergüenza. ¡Dios solo sabe que si ahí hubiera habido más guardias, yo jamás hubiera apedreado el cristal de esa guagua de la AMA!”.

Una persona bajándose de una guagua pública

Las guaguas públicas fueron blanco de vandalismo: ¡bueno que les pase, por hacer esperar a la gente por transportación gratuita!

Doña Matilde Marrero, quien también hizo acto de presencia en la Calle San Sebastián, se lamentó sobre la cantidad de basura que había por todos lados: “Es una verdadera lástima que la gente sea tan puerca, pero eso se lo buscó la Yulín porque no había suficientes zafacones, y los que había, estaban llenos. ¡Tú sabes que la gente aquí usa cualquier excusa para tirar la basura al piso!”. Al preguntarle qué hizo ella con sus propios desperdicios, Doña Matilde confesó: “Bueno, como no estaba en las de ponerme a buscar un zafacón y tenía las uñas recién pintadas, los tiré al piso. ¿No te dije? ¡Es que la gente usa cualquier excusa para tirar la basura al piso!”.

Un zafacón en la calle repleto de basura

“¿Qué se supone que haga uno al encontrar un zafacón lleno hasta el tope?”, preguntó Doña Matilde. “¿Seguir cargando con la basura de uno hasta encontrar dónde botarla? ¡N’hombe, no!”

Finalmente, no fueron pocas las personas quienes insinuaron que incluso el asesinato que tuvo lugar durante las festividades pudo haberse evitado con mayor intervención gubernamental: “Esto nunca hubiera sucedido si Carmen Yulín, en vez de estar trepá’ en una tarima berreando boleros a la menor provocación, se hubiera dedicado a merodear los predios y desarticular cualquier altercado que ocurriera. ¿Qué, se supone que los puertorriqueños de repente nos tornáramos pacientes y corteses con quienes nos tropezáramos en una calle atestada de gente, por nuestra propia cuenta? Jelou, para eso es que elegimos a nuestros políticos: ¡para que sean nuestros papás, nuestras mamás, e incluso nuestros guapetones de barrio, y nos pongan en nuestro sitio!”.

Por su parte, la nueva alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, expresó que “si llego a haber sabido que ser la primera ejecutiva de la ciudad capital era lo mismo que velar nenes chiquitos, hubiera buscado trabajo en un day care, que seguro pagan mejor y se pasan menos malos ratos”.