San Juan, Puerto Rico – El Pulpo Paul, el cefalópodo alemán que en el 2010 predijera correctamente todos los ganadores de la Copa Mundial de Futbol, fustigó a la astróloga Rukmini por su fallido intento de predecir los ganadores de la contienda electoral, advirtiéndole que mejor le dejara el oficio de pronosticador a los profesionales.

El Pulpo Paul seleccionando un ganador

El Pulpo Paul, contrario a Rukmini, siempre acierta sus predicciones

Rukmini le vaticinó la victoria al gobernador saliente Luis Fortuño y al futuro exalcalde de San Juan, Jorge Santini, e igualmente auguró que el PNP retendría control sobre la Cámara de Representantes — y nada de esto se concretó. Claro está, la taimada mentalista también hizo algunas “predicciones” tan genéricas que sería imposible desmentirlas, entre estas: que el proceso eleccionario “será de mucho alboroto” (como es obvio para cualquier persona que haya escuchado una tumbacocos); que “surgirán unos enfrentamientos” (aunque para que eso pase solo basta que haya uno o más boricuas presentes); y que Rafael Bernabe del PPT tendría una respuesta “mayor de la que se esperaba” (algo que sería cierto a menos que acabase con votos negativos).

La astróloga Rukmini

En esta foto de Rukmini (que parece ser sacada de su anuario de high) ella te mira a los ojos y adivina los misterios de tu alma

“¿Quién se cree que es esta doña, que se canta mentalista y no pega una ni con chicle?”, se cuestionó el Pulpo Paul. “Yo pegué todos los ganadores de la Copa Mundial simplemente seleccionando banderas en una pecera, sin saber nada de estadísticas, astrología o futbol. ¿Cómo es que esta doña que dizque sabe tanto de echar los caracoles, leer las hojas del té y descifrar el zodíaco, no pueda pegar que le iban a tumbar el kiosko a un Gobernador que despidió a miles de personas? ¡A mí me bastó con ver los ojazos verdes de Alejandro y la cara de mama’o a Fortuño para saber cuál era la que!”.

Alejandro García Padilla con corbata roja

El gobernador electo de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, quien le tumbó el guiso a Fortuño para sorpresa de todo el mundo (incluso él mismo)

El iracundo molusco, quien negó rotundamente que su última predicción era que sabría delicioso en escabeche, le recriminó a Rukmini el tratar de engatusar al Pueblo diciendo “babosadas de astróloga de pacotilla que no tienen sentido, como por ejemplo que ‘el Sol y Saturno transitan por su Sol natal y Urano por su Luna’, que ‘Júpiter transita por su Júpiter natal’, o que ‘el PIP quedará inscrito’. ¡Yo soy un animal marino que no sabe qué rayos es un ‘PIP’, y hasta yo sé que cuatrienio tras cuatrienio tiene que volver a buscar firmas para reinscribirse!”.

El cefalópodo clarividente no se contentó con tronar contra la presunta pitonisa, sino también criticó a otros que intentaron incursionar fallidamente en el ámbito de la predicción: “He oído de un cierto tubérculo abigotado que vaticinó que tanto Fortuño como Santini revalidarían, fallando así el 100% de sus pronósticos… ¡y no solo eso, sino que se atrevió a hacer públicas esas barrabasadas en un podcast! O sea, yo me tiraba al medio con mis predicciones… ¡pero al menos no dejaba evidencia grabada, por si metía la pata, ¿vite?!”.