Roswell, Nuevo México – El paracaidista extremo Felix Baumgartner saltó ayer desde una cápsula a 128 mil pies de altura y rompió la barrera del sonido, aterrizando a salvo diez minutos después. En ese momento la Madre Naturaleza determinó que Felix es el único que puede llamarse macho en el mundo, procediendo a hacer que se cayeran al piso las bolas del resto de los (antes) machos del planeta.

El Macho Felix

De ahora en adelante, su nombre oficial es El Macho Felix. See what we did there?

“¡Uf! ¿Está caliente aquí o soy solamente yo?”, preguntó una claramente enchulada Madre Naturaleza. “Esto de darle picota a los testículos de los demás hombres del mundo parece completamente innecesario, pero es por el bien de la especie. Es OB-vio que es en el mejor interés de la raza humana que toda la prole sea descendiente directa de este, el único verdadero macho en el planeta. ¡He dicho!”, sentenció mientras hacía cortes al aire con su tijera mágica, y bolas seguían cayendo en el mundo.

A este la Madre Naturaleza no se las tuvo que cortar porque él mismo las entregó hace un par de meses cuando no se atrevió a hacer campaña por el “No”. Yeah, that’s right: you know what you did

“¡Ay, ya, gran cosa!”, exclamó burlonamente el guaynabicho Francisco Álvarez. “El tipo se tiró desde la estratósfera y llegó a salvo… ¡pero a que no fue al DOBLE de la velocidad del sonido!”. Le preguntamos si estaría apelando a la Madre Naturaleza su decisión de castrar a todos los demás hombres del planeta, a lo que él contestó: “En verdad no, mano: no puedo reclamarle nada, porque se me cayeron las guaretas espontáneamente cuando vi la transmisión en vivo del evento”, se lamentó tristemente.

Tags en Blogalaxia: