San Juan, Puerto RicoJorge Santini, alcalde de San Juan, entregó cinco mil mochilas escolares durante el pasado fin de semana. Los recipientes del obsequio, sin embargo, aseguraron que “esto debe ser un error, ¡porque lo que queremos nosotros son videojuegos, no trapos de bultos escolares!”.

Ninguno de esos niños quiere un bulto escolar, a menos que adentro tenga un PlayStation 3

La actividad de entrega el sábado pasado fue donde miles de niños sufrieron el desaire de ver cómo les regalaban bultos repletos de libretas, lápices y otros artículos para el regreso a la escuela en vez de algo que de verdad querían, “como por ejemplo literalmente cualquier otra cosa que no sean materiales escolares“. Jorge Santini, por su parte, loó su inversión en la juventud sanjuanera: “En los doce años que llevamos haciendo esta actividad hemos beneficiado a sesenta mil estudiantes, que espero se traduzca en al menos sesenta mil votos en noviembre. De hecho, hemos gastado ya más de un millón de dólares en estos bretes… ¡apuesto a que mi contrincante no le ha regalado ni un chicle PAL a nadie!”, se jactó el Alcalde, refiriéndose a la representante popular y merenguera aficionada Carmen Yulín Cruz.

Carmen Yulín no ha regalado ni siquiera copias de su último elepé (pero eso es más bien porque nadie lo quiere ni regala’o)

Los estudiantes que fueron el objeto de la munificencia santiniana, sin embargo, no parecen estar muy contentos con la desinteresada gesta del Alcalde. “O sea, ¿todavía no empieza la escuela, y ya me lo tienen que estar recordando con esta porquería de mochila?”, preguntó molesto Juanito Díaz, de once años, restrellando el bulto contra el piso. “Esto es peor que cuando las abuelas te regalan ropa para Navidades en vez del PlayStation 3 que pediste: ¡qué bad trip!”, concluyó con desilusión palpable. Por otro lado, Luisito Ruiz, otro estudiante de escuela elemental, aclaró humildemente: “O sea, no es que nos tengan que regalar un PlayStation 3 para que estemos agradecidos… ¡yo me conformaría con un PSP o un 3DS!”.

A estos estudiantes de escuela elemental no les da ni pizca de gracia que Santini les haya regalado efectos escolares en vez de consolas de videojuegos

“Dime que este don no cree que nos está haciendo tremendo favor dándonos unas trapos de mochilas”, declaró molesto Samuel Velázquez, de noveno grado. “Santini es más listo que las arañas y sabe que si quiere caernos bien, tiene que hacer algo más que simplemente regalarnos algo que nuestros padres nos hubieran comprado de todos modos. ¿De qué nos sirve eso? Ah, y dicho sea de paso, yo le recomendaría al Alcalde que se ponga a usar Head & Shoulders o Selsun Blue, ¡porque el bulto que me entregó a mí estaba cubierto de caspa por to’s la’os!”.