San Juan, Puerto Rico – En su respuesta al Mensaje de Presupuesto ofrecido ayer por el gobernador Luis Fortuño, Alejandro García Padilla enfatizó que “el pueblo de Puerto Rico no puede volver a darle a Luis Fortuño un cheque en blanco”, y acto seguido añadió con una guiñada zalamera: “Pero a mí sí, ¿vite?”.

Alejandro García Padilla espera con ansias que le den ese chequecito a él

El comentario de García Padilla, el contrincante del Gobernador en las elecciones de noviembre, se dio en reacción al Mensaje de Presupuesto, en el cual los puertorriqueños se enteraron por primera vez que las cosas no están tan malas como parecen estarlo día tras día. “Fortuño lo que quiere es un cheque en blanco por parte del Pueblo para hacer y deshacer como le dé gusto y gana, y para enriquecer a sus amigotes con jugosos contratos gubernamentales”, impugnó el senador popular ferozmente. “¡Pero ese chequecito tan chulisnaquin yo quiero que me lo den a mí!”.

A juzgar por el contenido del Mensaje de Presupuesto, el gobernador vive en Disney World

Según García Padilla, aunque el Gobernador “jura y perjura” que la situación económica está mejorando, él no ha respondido qué piensa hacer cuando el impuesto a compañías extranjeras expire el próximo cuatrienio, y cómo conseguiría recuperar esos fondos. “Es claro que Fortuño no tendría problema alguno con botar a tutilimundi cuando la piña se le vuelva a poner agria, porque él ya lo ha hecho antes”, opinó García Padilla. “Sin embargo, yo todavía no he tenido break de despedir a nadie y puede ser que no lo haga. ¿No prefieres darle el voto a alguien que aún no sabes a ciencia cierta que es un paquetero, en vez de a alguien que ya te lo ha comprobado?”.

El Banco Popular ya está preparando el cheque en blanco que aparentemente el Pueblo le emite al Gobernador cada cuatrienio

El senador por el PPD no quiso precisar qué haría él con ese cheque en blanco de parte del pueblo puertorriqueño, y adelantó que no diría nada en concreto sino hasta después de haber ganado las elecciones, “por eso de mantener el misterio y la expectativa, ¿vite? Ustedes solo piérdanse en estos ojazos claros que me gasto y en esta carita de nene bueno que tengo y no hagan muchas preguntas. Tendrán que conformarse con lo que saben a ciencia cierta: ¡que yo no soy Luis Fortuño!”.

Por su parte, el electorado puertorriqueño indicó que no tiene problema alguno emitiéndole “cheques en blanco” a nadie, porque “la pelambrera es tal que seguramente rebotarían de todos modos”.