Trujillo Alto, Puerto Rico – Seriamente preocupado por la imagen del país luego de que un video casero que captó las ráfagas de detonaciones con las que despidieron el año en un residencial público se difundiera internacionalmente, el superintendente de la Policía, Emilio Díaz Colón, regaló hoy a los vecinos de este residencial cámaras digitales de alta definición. Díaz Colón aseguró que con estas nuevas y sofisticadas cámaras el video será de mucho mejor calidad que con la modesta cámara digital usada para grabar el video casero, lo que mejorará considerablemente no solamente la imagen que proyecta el país en el exterior, sino también su sonido.

La nueva cámara Sony HXR-MC2000U, cuya capacidad para grabar video de alta definición 1080i Full-Raster y micrófono de calidad industrial la hace ideal para grabar bodas, eventos deportivos y actividades delictivas por un presupuesto moderado

“Es sumamente preocupante la imagen que se está proyectando [fuera de Puerto Rico]”, sostuvo con indignación el Superintendente, demostrando una vez más su impresionante capacidad para identificar los problemas sociales que afectan el país. “O sea, ¿qué van a decir de nosotros en Estados Unidos? ¿Que no sabemos nada de tecnología? ¿Acaso nadie tenía una cámara decente que prestarle a esta nena, por el amor de Dios? ¿O al menos algo con auto-focus?”, preguntó Díaz Colón mientras esforzaba la vista por la pobre iluminación del video casero, grabado por una vecina cercana al residencial Covadonga de esta municipalidad. “Y ni me hables del video de los capos negando que de allí salieron los tiros: ¡ese sí que parece hecho por un aficionado! Nadie pensaría que estamos hablando de profesionales del más alto calibre aquí”, sentenció el ejecutivo, en obvia referencia al calibre de las armas de fuego que utilizaron los capos para despedir alegremente el año viejo.

Díaz Colón aseguró que la Uniformada estará haciendo entrega de las nuevas cámaras de alta definición a los vecinos del residencial en las facilidades del cuartel general en Hato Rey. A preguntas sobre si no sería más conveniente en términos de logística acudir a Covadonga a entregarlas, el Superintendente contestó que lo consideraron, pero que les sería imposible hacerlo porque ellos no entran a caseríos del área metropolitana “ni a jodí’as”. “Si crees que vamos a meter el hocico en un caserío estás más desenfocado que la porquería de camarita que usaron pa’l videíto ese, ¿viste?”, concluyó el líder de la Policía con la convicción de quien lucha con gran valentía por la seguridad y el orden en cualquier lugar donde no hayan hombres encapuchados cargando armas semiautomáticas.