San Juan, Puerto Rico – Continuando con la racha de buenas decisiones que ha caracterizado a su administración, el Gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, le pidió a Igor González, exjugador de Grandes Ligas, que tome la poltrona municipal de Vega Baja. El Gobernador aseguró (desafortunadamente con seriedad) que un pelotero sin educación, sin ninguna experiencia como administrador, que no supo ni cómo firmar correctamente sus capitulaciones y tiró por la borda una extensión de contrato de 120 millones de dólares al final de su carrera, está más cualificado que su exalcalde corrupto, Edgar Santana, para regir la administración y finanzas del municipio.

Así que recuerda: si quieres ser un oficial electo en tu país, lo importante es ser famoso y destacarte en algo que no tenga nada que ver con administración

“Ya saben, jóvenes de Puerto Rico”, explicó el gobernador Fortuño. “Si quieren servir a su pueblo, no pierdan el tiempo estudiando administración, ciencias políticas o Dios libre, entrando al servicio público, pretendiendo llegar a la cima destacándose por su eficiencia y competencia. La forma de llegar es no estudiar en ninguna institución de educación superior, hacerse famoso (preferiblemente siendo actor/actriz de novela o deportista con par de hijos realengos), identificarse con el partido en el poder, donar a la campaña… ¡y ya! Y si tienen suerte y cae un alcalde corrupto, los sentaremos en la silla sin ninguna elección, como en este caso, porque Dios sabe que este partido no tiene más ná’ que ofrecerle a Vega Baja”, declaró con candidez.

El futuro alcalde de Vega Baja expresó su beneplácito al ser escogido como el primer mandatario de su pueblo natal: “Tantos años practicando cómo jugar beisbol ha rendido su lógico fruto: ¡que me regalen la alcaldía de Vega Baja! No tengo ninguna duda de que tendré éxito en esta encomienda. ¡Es como manejar un equipo de beisbol, pero con una corbata puesta! Quién sabe, ¡a lo mejor algún día pueda ser gobernador!”, expresó, mientras Fortuño sonreía nerviosamente.