Hollywood, California – Luego de estrenar esta semana el trailer de la película Battleship basada créalo o no en el famoso juego de mesa que todos jugamos de niños, Universal Pictures ha anunciado la versión cinematográfica del clásico videojuego Pong. Universal aseguró que de esta forma acabará de cagársele encima a la niñez de toda la Generación X, la cual ha sido exitosamente embarrada de mierda con horribles versiones cinematográficas de G.I. Joe, Street Fighter y Transformers (con su fucking Camaro Bumblebee), entre otras.

Puñeta, Hollywood: ¿dónde carajo había una nave espacial en Battleship? ¿Por qué te sigues cagando en mi niñez? ¿Y Rihanna Está En Esta Fucking Película? ¿Por qué carajo? Por mi madre que va a haber un problema bien bien cabrón si se las ingenian para meter la frase “You’ve sunk my battleship”

“Después de cambiar a Bumblebee de un Volkswagen Beetle a un Camaro y hacer millones con una película de Transformers que es simplemente un comercial de carros de General Motors, nos dimos cuenta que podíamos hacer cualquier cosa”, explicó Steve Burke, CEO de Universal. “Con Battleship ya hemos establecido la nueva fórmula a seguir post-Transformers: hacemos una película que no tenga nada que ver con el juego original, sea de video o de mesa, metemos un par de naves espaciales, ¡y ya estamos! O sea, si aceptaron que Bumblebee es un Camaro con to’s los powers, se comerán cualquier mierda que les sirvamos”.

Vamos a ver… una bolita… está negro como el espacio… y dos palitos dándole a la bolita. ¿Qué carajo podemos inventarnos con esto? O sea, esto no pare nada… hmm… hold on

Se rumora que la película tendrá lugar en 1975 y tratará de la llegada de dos titánicas naves en forma de monolito del tamaño de nuestro sol que empezarán a jugar Pong con la Tierra. Will Smith protagonizará como el héroe que tratará de hackear las impregnables naves usando solamente una consola de Pong de Atari antes que uno de los dos monolitos falle y la Tierra se pierda en las profundidades del espacio. La película contará con la dirección de Michael Bay, la producción de Jerry Bruckheimer y la actuación de alguna jevota tetona aún sin identificar.