Mogadiscio, SomaliaMiles de somalíes quienes están muriendo de hambre gracias a la terrible sequía que azota el continente africano le han exigido a los medios noticiosos que dejen de perder el tiempo escribiendo sobre sus penurias y se dediquen mejor a informarlos sobre cosas verdaderamente importantes, como los detalles del divorcio de Jennifer López.

Imagen del Lago Kharoush en la región turística de Somalia, antes de la sequía

“Sí, sí, ya sabemos que 30 mil somalíes nos estamos muriendo por culpa de la sequía que estamos pasando, ¡pero eso no es nada novedoso!”, indicó el joven Yussef Muhali, habitante de la aldea de Marka. “No entiendo por qué los medios noticiosos occidentales le han dedicado siquiera un solo reportaje a hablar sobre lo que nos sucede a nosotros, cuando hay cosas mucho más importantes de qué informarnos, como por ejemplo, ¿qué sucedió entre Marc Anthony y J-Lo? ¿Será que J-Lo le pegó un cuernazo con el muchacho cubano aquel? ¡Entérennos, periódicos occidentales, que si no, nos quedamos brutos!”, exigió el muchacho, quien aseguró que sus pasatiempos son leer sobre noticias faranduleras, escuchar música pop, y buscar cómo alimentar a sus doce hermanos menores.

El divorcio de Marc Anthony y J-Lo y el posible amorío de esta con William Levy — ¡un tema verdaderamente relevante!

“¡Basta ya de escribir sobre nosotros, que no somos importantes!”, exigió con modestia Moisha Haziz, quien a sus avanzados venticinco años es considerada una de las personas más sabias de su aldea. “He escuchado que algunos periódicos le han dedicado solo diez diferentes reportajes al divorcio de Jennifer López, pero, ¿cómo es eso posible? ¡Debería haber al menos veinte artículos sobre J-Lo, y ninguno sobre nosotros! Acá en el otro lado del mundo, siendo tan pobres y tan oscuritos, ¿por qué ameritamos que tantos periódicos republiquen reportajes de la Agencia EFE sobre nosotros en vez de indagar más en las razones detrás del divorcio de nuestra diva favorita?”, inquirió Haziz, quien asegura amar a López por su talento canor, sus dones histriónicos y su habilidad de vivir hasta los 42 años de edad.

Una familia somalí visiblemente acongojada porque no sabe el porqué del rompimiento del matrimonio de J-Lo

Portavoces de los medios noticiosos admitieron haber flaqueado en su misión periodística al ceder ante la tentación de informar a sus lectores sobre las terribles penurias que están pasando miles de seres humanos en el continente africano. “Nuestra labor no es dejarle saber a quienes nos leen sobre las cosas importantes que suceden en partes remotas del mundo, sino publicar artículos insípidos sobre temas baladís que por alguna razón han capturado la atención del público”, se autoflageló Jonah Michaels, representante de la Asociación de Periodistas de América. “Prometemos no volver a rempujarles reportajes de interés humano si lo que quieren es leer nimiedades sobre celebridades fundamentalmente irrelevantes y las minucias de su vida”, aseguró, adelantando que de ahora en adelante los periódicos solo publicarán artículos sobre “el bochinche du jour entre Angelina Jolie y Brad Pitt, la nueva recaída de la tecata de Lindsay Lohan, o básicamente cualquier acontecimiento de alguien más famoso, rico y blanco que nuestros lectores”.

“La próxima vez que esta blanquita mimada vuelva a tecatear, serán ustedes nuestros lectores los primeros en enterarse”, juró Michaels