Washington, D.C. – Portavoces del Partido Republicano admitieron no poder explicarse cómo actualmente hay más candidatos en las primarias presidenciales republicanas que miembros de la colectividad.

Foto parcial del primer debate presidencial del Partido Republicano [Parte #1 de 5]

“¡Esto nunca antes nos había sucedido desde que el Partido se fundó en el 1854!”, indicó Reince Priebus, Presidente del Partido Republicano. “El número de candidatos a presidente durante cada contienda electoral nunca antes había excedido el número de personas inscritas a nuestra colectividad, tal como indicarían las matemáticas y la lógica… ¡claro que eso de las ‘matemáticas’ y la lógica’ nunca han sido nuestros fuertes!”, exclamó el Presidente del partido que cree que se recauda más dinero cobrándole menos impuestos a las compañías y a los ricos, y que cree que el Gobierno no debe inmiscuirse en los asuntos personales de los ciudadanos excepto cuando se trata de su vida sexual.

Reince Priebus, quien seguramente se tumbaba a las mámises seduciéndolas con la posibilidad de algún día poder llamarse “Mrs. Priebus”

“En un momento dado, yo solo contaba como dieciocho candidatos declarados y como nueve que habían tirado la indirecta“, rememoró Priebus, quien a pesar de su apellido no es un nuevo modelo de carro híbrido. “Sin embargo, de buenas a primeras cuando vine a ver había millones de republicanos corriendo para la nominación presidencial”, aseguró el líder republicano con incredulidad. “Tiré números, y básicamente todas las personas que habían pagado la membresía anual del Partido están buscando la güirita, y de alguna manera hay como tres mil candidatos en adición a esos. ¿Será que alguien chotió que con lo mierdosa que está la economía, hasta un mojón fundamentalista en la papeleta republicana podría ganarle a Obama?”, se preguntó Priebus, como si su partido hubiera alguna vez puesto en la papeleta a algo que no fuera un mojón fundamentalista.

Este económico carro híbrido no es el presidente del Partido Republicano

Según los cálculos de Priebus, los nombres de los candidatos para la presidencia se tornaban cada día más desconocidos para él. “Cuando empezó la cuestión, era que si el guapérrimo Mitt Romney, el eterno perdedor Newt Gingrich, y la loca MILFosa de Michelle Bachmann — pero luego se añadieron al mambo gente que ni en su casa los conocen, tales como Thad McCotter, Tom Miller y un tal Rick Santorum, que cuando lo googlié para ver quién rayos era por poco me muero del espanto. La última vez que miré la lista, estaba corriendo hasta un tal Billy Joe Hicks, quien según mis fuentes es un borrachón desempleado quien, al ver que era el único republicano que no estaba corriendo, dijo ‘Fuck it!‘ y anunció su candidatura. ¡A estas alturas la próxima vez que hagamos un debate tendremos que alquilar un centro de convenciones completo para que quepan todos los participantes!”, se lamentó el lider republicano preguntándose cómo iban a pagar por todo eso sin aumentar la cuota, yéndole así en contra a todos sus preceptos económicos.

Foto de campaña del último republicano que quedaba por postularse, Billy Joe Hicks, junto a su perro Moonshine

Al preguntarle a Priebus si el gobernador Luis Fortuño, siendo republicano, es otro de los candidatos en la contienda presidencial, el líder de la colectividad respondió que no, “porque, como todo buen boricua, Fortuño también está atrás en sus cuentas y no ha pagado la membresía anual desde hace como tres años”.