Río Piedras, Puerto Rico – La Congregación Anónima de Criminales OnestoS [sic], mejor conocida como CACOS, expresó su preocupación de que la Policía de Puerto Rico le esté prestando más atención a los estudiantes del Recinto de Río Piedras protestando en contra de los costos de matrícula que a los criminales mismos.


La Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras — el lugar con más policías por metro cuadrado en toda la Isla

“¿Cómo es posible que un grupo de chamaquitos tocando panderetas y aguantando cartelones sea algo que amerite tanto maldito guardia?”, preguntó exasperado Manuel “Manolo el Sanguinario” Rodríguez, presidente de la agrupación criminal, y quien lleva orgullosamente asaltando a los transeúntes riopedrenses desde hace más de una década. “No entiendo por qué hay que tener policías estatales y to’s esos guardias de palito de Chicky Starr apostados ahí en los portones de la Iupi como si de repente esos nenes fueran a ponerse a robar carros, asaltar viejitas, o violar a mujeres desprevenidas: ¡pa’ eso estamos nosotros los CACOS!”, aseguró vehementemente.


Manolo el Sanguinario, demostrando con solo una mirada por qué la Policía debería estar más preocupada por él que por los estudiantes huelguistas

Javier “Papo Puller” Pagán, un ladrón de carros profesional, lamentó que la Policía “le faltara el respeto a la clase criminal puertorriqueña desestimándola de tal manera. O sea, desplegar tanto puerco a la Iupi a velar chamaquitos como si fuera un ‘day care‘ en vez de ponerlos a tratar de capturarnos a nosotros, los verdaderos hijueputas de este país, es francamente un insulto a nuestros esfuerzos de hacer escante y sembrar el terror en las calles. ¿Qué más tenemos que hacer para demostrarle a los cochinos que somos un grupo al cual hay que cogerle miedo? ¡Quizás los CACOS deberíamos hacer una huelga de brazos caídos y montar una demostración al frente del Cuartel General de la Policía, a ver si en ese caso nos asignan par de escuadras a vigilarnos!”.


Papo Puller, aprovechando la merma policiaca para robarse un carro a tan solo dos cuadras del Recinto de Río Piedras

Defendiendo su decisión de dedicarle tantos recursos policiacos al asunto de la huelga estudiantil (incluso cuando eso podría restarle vigilancia a áreas con alta incidencia criminal), el superintendente de la Policía José Figueroa Sancha explicó: “Miren, no es como si yo pudiera predecir dónde se van a cometer crímenes: si pudiera, sería un guame enviar policías ahí para prevenir esas fechorías. Ahora bien, si mando pelotones de agentes a vigilar a esos manduletes pelú’s que se la pasan protestando en la Iupi, seguramente estarán en el medio de la acción… ¡porque si no había un revolú antes, seguramente se va a formar uno en cuanto lleguen mis oficiales!”.