Miami, Florida – El tan esperado duelo entre Carlos Arroyo y José Juan Barea durante el juego del Miami Heat contra los Dallas Mavericks concluyó en una decisiva victoria de Barea sobre Arroyo durante el juego de briscas que ambos protagonizaron anoche mientras sus respectivos equipos jugaban un cerrado y emocionante juego. Arroyo y Barea tuvieron tiempo de sobra para el tan esperado duelo luego de que solamente estuvieran en cancha 18 y 11 minutos respectivamente y sin coincidir en cancha en ningún momento.

“Fue un juego bien cerrado, pero le dimos un gran espectáculo a la fanaticada boricua… ¡aunque no pudieran verla en TV!”, aseguró Carlitos Arroyo, quien está a solo semanas de pasar al banco pero no lo sabe. La megaestrella del Miami Heat confesó que fue un juego sumamente duro, pero al final su astuto rival logró contrarrestar su ventaja de cancha local: “A la verdad que [Barea] no me saca el guante ‘e la cara, mano. Ni siquiera con la gran cantidad de tiempo de práctica que he tenido desde que [Mario] Chalmers regresó de su lesión puedo ganarle”, sostuvo Arroyo mientras doblaba cuidadosamente su totalmente limpio uniforme para guardarlo en su gaveta.


Aunque usted no lo crea, Carlitos y Barea se han enfrentado en cancha antes… lamentablemente para ellos anoche fue un juego pa’ los nenes grandes

“Hubiéramos preferido enfrentarnos de frente en la cancha, pero este era un juego pa’ los nenes grandes”, continuó Barea, quien también ganó el juego estadístico en la cancha con seis puntos, cinco rebotes y una asistencia comparados con una trapo de asistencia de Arroyo. El diminuto pero aguerrido armador nacional reconoció que a pesar de su espectacular triunfo de anoche, el fino juego de Arroyo aún lo mantiene como su rival de mayor cuidado entre los jugadores de briscas, dominó y UNO en la liga: “No, para nada”, aseguró Barea sobre la posibilidad de que Arroyo ya no sea un jugador elite. “Ahora mismo yo le puedo ganar así porque gracias a Jason Terry, [el dirigente, Rick] Carlisle no me deja ver ni la luz del día con los Mavericks. Pero todos los conocedores del baloncesto saben que Carlitos sigue estando entre los mejores jugadores de briscas de la liga”, sostuvo confiado, citando las recientes victorias de Arroyo sobre Von Wafer, Luther Head y Jeremy Lin como prueba de que aún está entre los mejores en su posición.

Por otro lado se reportó que el analista deportivo Fufi Santori envió sendas cartas a los Dallas Mavericks, Miami Heat, y la NBA calificando como “un paso anti-histórico” la falta de juego de Barea y Arroyo anoche y que acabaran de darle a los boricuas el valor que se merecen como ha estado pregonando en sus totalmente realistas columnas en El Nuevo Día.