Kissimmee, Florida – Louis García (alias “Fosforito”), el cantante boricua de música cristiana sumamente conocido en su casa, fue arrestado la semana pasada tras ser acusado de ponerle una cámara de video en los zapatos de su hijo de cinco años para grabar mujeres por debajo de las faldas. Sin embargo, García declaró su inocencia, insistiendo que no hay un Mandamiento que rece “No ligarás”.


Estas mujeres pudieron haber sido víctimas de la cámara liga-panty de Fosforito (aunque la tipa de la derecha como que se lo está buscando, ¿vite?)

“Estoy sumamente apenado por esta embarazosa situación en la que me encuentro”, admitió Fosforito, “pero sólo porque me mangaron en pifia, ¿vite? Yo pensaba que mi plan maestro era infalible: ¿quién sospecharía que un adorable niño de cinco años estaría bellaqueando grabando debajo de las faldas de mujeres? Sin embargo, insisto en que estoy bien con Dios porque no hay ningún Mandamiento que diga que ‘No ligarás’, o ‘No usarás tu hijo de cinco años para verle los panties a par de jevas’. El Señor fue muy claro en todo lo otro que Él quería, así que tengo que asumir que si no Se expresó en esta materia, es porque no hay problema con esto”, aseguró el ignoto cantante cristiano mientras revisaba en su computadora un directorio de imágenes llamado “Pink Tacos“.


Fosforito, mostrándonos muy claramente el hombre detrás del nombre

Fosforito, quien pasó de un día para otro de que nadie lo conociera a que todo el mundo lo conociera como un enfermito, estará por siempre plasmado en la Página de Cheo no sólo por ser un “bellaquito malo”, sino también por involucrar en el asunto a su hijo menor de edad. “Bendito sea Dios, ¿qué va a aprender ese niño de su papá?”, se lamentó el reverendo Omar Ibáñez de Carolina. “Va a aprender que aunque te cantes el más cristiano, si te pasas de la raya te van a agarrar de todos modos y pagarás por tu hipocresía. Hum, ¿sabes qué?”, se detuvo el Reverendo Ibáñez. “Viéndolo de esa manera, ¡fue una tremenda lección la que le dio Fosforito a su hijo!”.

Por su parte, Jesucristo, Hijo Unigénito del Creador y Relacionista Público Celestial en Materias de Doctrina, bajó a la Tierra para aclarar el asunto. “Bueno, hermanos míos”, comenzó, suspirando hondamente, “heme aquí de nuevo. Ustedes saben que se les quiere de gratis, pero a la verdad que a veces cuesta mucho trabajo. ¿En serio Papi tenía que escribir un Mandamiento que rezara ‘No ligarás’ para que un supuesto Hombre de Dios sepa que no se le debe violentar la dignidad a otra persona? Ok, pues si en ésas estamos, esto se arregla fácil: de ahora en adelante queda enmendado el Décimo Mandamiento con el siguiente texto: ‘No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni ninguna otra mujer que no sea la tuya, ni tratarás de ligártela’. ¿Estamos claros, Fosforito, o necesitas que nos pongamos en ‘Old Testament Mode‘ para aclarar nuestro punto?”, inquirió serenamente.


Jesús, el Relacionista Público Celestial, tratando de tapar “loop-holes” en los Diez Mandamientos

Al preguntarle al Ungido si incluso con esta nueva revisión del Décimo Mandamiento no podría una mujer argumentar que no habría ningún problema con codiciar al marido de su prójima, éste respondió exasperado: “¡Ay, bendito sea Papi! ¡Pues mañana regreso con otra revisión más de los Mandamientos después de consultar con nuestro equipo legal!”, y acto seguido regresó al Cielo a ver si podía encontrar allí a al menos un abogado para que lo ayude.