Ciudad de Nueva York, Nueva YorkEl reverendo Al Sharpton, conocido por luchar por los derechos civiles y menos conocido por predicar la palabra de Dios, se montó en tribuna para pedir que se detenga “el racismo implícito de la sociedad americana al denominar el día de hoy ‘Black Friday‘”, y exigió a que se le llamara de ahora en adelante “White-Devil Friday“.


Al Sharpton, velando por los derechos civiles de los afroamericanos y también por la integridad de su peinado

“Ya es hora de detener esta manía de nuestra sociedad de asociar la raza negra con cosas malas”, sentenció el reverendo Sharpton. “Por ejemplo, el pelo ensortijado es ‘pelo malo’; cuando tienes mala suerte, se dice que te persigue una ‘nube negra’; y el día que los noticieros se la pasan mostrando imágenes de hordas de afroamericanos haciendo filas inmensas en Walmart desde la noche anterior para hacer compras con descuento, le llaman ‘Black Friday‘. Si es que te digo, ¡lo único que falta es que se asocie a las personas de clase baja y malos modales con alguna tribu africana!”, exclamó el líder comuntario, quien evidentemente desconoce la palabra “cafre” del léxico boricua.


Esta mujer podría o no ser una cafre

En cuanto al término “Black Friday“, se le explicó al líder comunitario que este viene de que ese es el día del año que muchas compañías empiezan a mostrar ganancias (o se ponen “in the black“, como se dice en el idioma putativo de Roberto Arango). Sin embargo, esta etimología no calmó al Reverendo: “¡Qué racista es que cuando un compañía hace ganancias a eso se le diga estar ‘in the black‘! ¡Eso lo que demuestra es cómo la economía americana subsiste sobre el sudor y la explotación de la comunidad afroamericana!”, exclamó con ojos desorbitados, convenciéndonos que el uso de la razón quizás no sea lo más razonable para argumentar con él.


“Miren lo mucho que han hecho trabajar a esta pobre doñita haciendo café día tras día”, expuso Sharpton como ejemplo del abuso contra los negros

Haciendo un último intento de hacerlo recapacitar, se le expuso que en la Isla también se le llama a este día “Viernes Negro”, y que puertorriqueños de toda raza, color, y condición social se amanecen ridículamente para embrollarse comprando cosas que no necesitan y no pueden costear de todos modos. “¡Perfecto!”, reaccionó sorpresivamente Sharpton con una sonrisa satisfecha. “¡Pues que le pongan al día después de Acción de Gracias ‘Rican Friday‘, y muerto el pollo!


¡Jelou, si este es el salpafuera que se forma en la Isla cuando simplemente regalan donas grasosas y llenas de aire!