San Juan, Puerto Rico – Los sujetos que se hicieron pasar por agentes de la Uniformada para robar más de cien armas de un almacén de la Policía han sido galardonados con la Medalla de Honor por Ejecutoria Ejemplar otorgada por el cuerpo castrense por “haber realizado un operativo exitoso donde se cumplieron todos los objetivos evitando la pérdida de vida”.


Es imposible de imaginar cómo alguien pudo haber cogido de pendejo a un miembro de la Policía

“Por más que nos duela admitirlo”, confesó el superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha, “estos individuos vestidos de oficiales de la ley y el orden completaron un operativo de la manera más exitosa posible, y tenemos que quitarnos el sombrero ante ellos”. Los sujetos, quienes le hiceron creer a los policías que custodiaban el Polígono de Tiro que el atraco se trataba de una inspección sorpresa, lograron salir del local con más de cien armas, dejando a los policías atados y desnudos. “Es que te digo, eso parecía una escena de una película de Jerry Bruckheimer”, admitió Figueroa Sancha. “¡Es más, deberíamos venderle a él los derechos de la historia y sacarle par de chavitos a esta pendejá’!”.


Jerry Bruckheimer salivando al pensar en los derechos a esta historia

El Superintendente continuó: “No recuerdo ningún otro operativo policiaco en el cual nuestros agentes hayan podido incautar tantas armas, y para colmo sin tener que pegarle un tiro a nadie. Es por eso que, cuando averigüe quiénes son estos individuos, lo primero que haré será convertirlos en oficiales, y lo segundo será otorgarles la Medalla de Honor por Ejecutoria Ejemplar”. Figueroa Sancha loó a los sujetos por “no tener que recurrir al asesinato para cumplir su objetivo: ¡es más, deberían enseñarle a mis agentes cómo se siente tener tanto auto-control!”.


Este gordito, por ejemplo, podría aprender algo de auto-control