Fajardo, Puerto Rico – Puesto que ya ha comenzado de lleno la época de huracanes, el Centro Metereológico Estatal (CME) ha sometido una propuesta al gobierno de Puerto Rico de utilizar algunos de los políticos locales para evitar el azote de huracanes sobre el suelo boricua. Entre las sugerencias del CME figuran utilizar a la voluminosa Presidenta de la Cámara de Representantes, Jenniffer González, como una “barrera humana” para desviar el curso de las tormentas que se acerquen a la Isla.

“Sé que esto suena a chiste cruel, pero la ciencia no miente”, aseguró Agustín Quesada, Director del CME. “Nuestras proyecciones realizadas en avanzados simuladores metereológicos confirman que poner a J-Go en las Cabezas de San Juan en Fajardo bastaría para desviar el 99.6% de las tormentas que se aproximen por la esquina noreste de la Isla”. En lo que se le atribuye a “una combinación del campo gravitacional que ejerce González y su carácter imponente y no-nonsense“, las simulaciones demuestran que destinar la presidenta cameral a Fajardo ahuyentaría a cualquier temporal que se le acerque; además, las proyecciones notan coincidentalmente que se vería una mejora en las funciones de la Cámara de Representantes en ausencia de la Presidenta, en lo que la CME cataloga como “una ñapita bien chulin-snaquin”.


J-Go, desviando toda tormenta y campo gravitacional a su paso

“Para que no crean que aquí en el CME estamos viniendo con majaderías político-partidistas”, aclaró Quesada, “le añadimos parámetros de toda índole a nuestros programas de simulación, por lo que tenemos sugerencias que abarcan todas las esferas políticas del país”. Por ejemplo, una de las proyecciones asegura que “nada más la careta de [el casi olvidado ex gobernador] Aníbal Acevedo Vilá sería capaz de proteger la esquina sureste de la Isla, asustando a cualquier temporal venidero con su accidentado cutis lunar y sonrisa eddiemirosiana”. Aunque la administración actual admitió no tener la potestad de obligar al ex Gobernador a hacer nada, intimó: “No dudamos poder convencer a Aníbal de ofrecer su fealdad en pos del bienestar del país, dado que de todos modos él no está haciendo tres carajos hoy día más allá de sumirse en el olvido a plazos cómodos”.


La fealdad de Aníbal, capaz de ahuyentarle un huracán a la Isla (o la mula a la Virgen)

De igual forma, la CME postuló que destinar a Mayagüez a “cualquiera de esos líderes babosos del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP)” aseguraría que ninguna tormenta incursione en la Isla por la costa oeste. “Nuestra simulación demuestra que, en el caso improbable de que un sistema metereológico se acerque de oeste a este, cualquier líder pipiolo sería capaz de aburrirlo y desalentarlo con alguno de esos discursitos conceptuales y con palabras rebuscadas que el PIP ha empleado desde tiempo inmemorial para perder elecciones”. Sin embargo, el CME advirtió que desplegar la descomunal fuerza verborreica de [el casi olvidado ex candidato a la gobernación por el PIP] Fernando Martín sería poco acertado, dado que “el punto es desbandar a la tormenta, no que se suicide en nuestras costas”.


Fernando Martín, llevando a su audiencia al borde del suicidio con su uso de palabras de domingo tales como “consuetudinario” y “concupiscente”

Finalmente, Quesada reveló que el ingeniero Rogelio Figueroa, ex candidato por el fenecido partido Puertorriqueños Por Puerto Rico (PPR), no figuró en ninguna de las proyecciones, lo que significa que “ni siquiera nuestros sofisticados algoritmos predictivos lograron hallarle uso alguno al PPR”.


Aparentemente la careta del ingeniero Rogelio Figueroa sirve al menos para reflejar la luz visible, por lo cual aparece en esta foto