San Juan, Puerto Rico – El presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), José De La Torre, reportó como desaparecidos y presumidos muertos al Dr. Manuel Almeida, el Dr. Hernán Vázquez y la profesora Ibis Aponte, quienes componían el equipo que según él llevarían a cabo “los esfuerzos titánicos de volver a solicitar al Departamento de Educación de los EEUU la restauración de la elegibilidad de la Universidad”, la cual alegadamente se perdió debido a la huelga estudiantil de los pasados dos meses. Aunque la carta que De La Torre usó como prueba para reclamar que las becas federales se perdieron daba a entender que los “esfuerzos titánicos” consistían simplemente en re-enviar unos formularios, aparentemente la cosa no era tan sencilla después de todo.

“¿Ustedes se creían que esto era relajo? Claro que había que había que firmar unos papelitos. ¿Pero ustedes se creen que conseguir esos papelitos y con qué firmarlos es fácil? ¡La sangre de estos buenos puertorriqueños está en las manos de esos socialistas alboroteros revoltosos!”, exclamó airado De La Torre. “Para conseguir esos papeles, estos tres titanes tenían que bajar a las profundidades de Moooriaaaaa“, explicó con voz tenebrosa. “Allí tendrían que vencer al Balrog y de sus manos muertas y ardientes arrebatarles las ojas de las páginas de la aplicación para las becas federales. ¿No creen que eso requiere un esfuerzo titánico?”.

Conseguir esos papeles de beca federal no es un miqueo ¿saben? ¡Acuérdense que ese Balrog casi se pasó por la piedra a Gandalf! ¡Sucio difícil!

“Pero eso no acaba ahí, no señor. Voy a seguir diciéndoles pa’ que los comunistas esos entiendan lo que han hecho. Después de eso tienen que conseguir la tinta pa firmar los papeles, y eso sí que está cabrón. La tinta corre en el río Styx, a donde sólo se puede llegar después de eludir las huestes infernales en las profundidades de Hades, y el río está protegido por el mismísimo Cerberus. Si nuestros tres héroes, si es que todavía están todos vivos, lograran vencer a la bestia, entonces podrían meter la tinta en un pequeño frasco. Sólo con esa tinta se pueden firmar lo que ustedes se refieren tan burlonamente como ‘unos papelitos’. Y ahora viene… conseguir la pluma”, prosiguió claramente gozándose el cuento.

“Al otro lado del Styx los espera Lord Voldemort, quien les dará la pluma para firmar solamente si logran maniobrar una pequeña nave en una trinchera llena de torres láser, mientras son perseguidos por tres TIE Fighters encabezados por el mismísimo Darth Vader y logran disparar dos torpedos de protones dentro de un escape termal de dos metros de diámetro”, concluyó con voz de momia. “¿Ahora se dan cuenta cómo esta huelga jodió la concesión de becas federales a nuestra universidad? ¿Ahora se dan cuenta del daño que dos o tres alborotosos han causado? Pero nada, no descansaremos hasta conseguir esas becas de vuelta, así que recuerden honrarnos como héroes cuando nuestros esfuerzos titánicos rindan frutos”.

Este cuento de que para recuperar las becas federales hay que enfrentar a Lord Voldemort, Cerberus, el Balrog y Darth Fucking Vader es por lo menos más entretenido que el cuentito del “esfuerzo titánico”. Así que coge nota, De La Torre: ¡por lo menos hazlo entretenido pa’ la próxima!

Le preguntamos a los líderes estudiantiles si volverían irse a la huelga arriesgando sus becas de tal manera, a lo que uno de ellos contestó: “Depende. ¿Se van a tirar De La Torre, Fortuño y Rivera Schatz la misión de buscar los papeles, la tinta y la pluma pa’ la próxima? Porque si es así… ¡paramos el fucking país!”.