San Juan, Puerto Rico – Evelyn Vázquez, la legisladora por el Partido Nuevo Progresista y leyenda viviente aquí en El Ñame, no se explica por qué todo el mundo la trata como mierda después de legislar para que el próximo 7 de octubre se conozca como El Día del Buen Trato. Según ella, la mofa, condescendencia y tira’era de la que siempre ha sido blanco se ha acentuado, volando en la cara de lo que pretende “la legislación de avanzada que es este proyecto”.


Senadora, francamente nosotros no entendemos por qué nadie la trata con dignidad. Coño, no es como si alguna vez hubiera sido El Bombón de Primera Hora… Oh… I see

“Que se sepa que yo me estoy fajando en la legislatura y que mis iniciativas no funcionan porque este pueblo no pone de su parte”, sentenció Evelyn mientras se sacaba un moco de la nariz con sus uñas de acrílico pintadas con algún diseño cafre. “Les propuse encontrar El Dorado para solucionar nuestra crisis fiscal y no me hicieron caso. Ahora legislo para que este 7 de octubre se conozca como El Día del Buen Trato, y me tratan como mierda. Si la gente pusiera de su parte, sembraríamos el 7 de octubre la semillita para que Puerto Rico se convierta en los mismísimos Campos Elíseos. Que se sepa que yo estoy tratando y dando mi máximo”, aseguró, a lo que este corresponsal le comentó que estuviera tranquila, porque a nadie le queda la menor duda que este tipo de proyecto es lo más que se podría esperar de ella.

Buscamos el sentir en la calle, y el ciudadano Enrique Gómez, de Isabela, opinó: “Si el Pueblo la trata como mierda, no es porque el Pueblo sea mala fe. ¡Es que se le está tratando precisamente como lo que es, coño! ¿Cómo se supone que trate bien a esta cabeza de puerco que escribe una medida que dice combatir, y cito ‘las frases violentas con la frase amable y la boca que grita insultos con la que une sus labios en un beso’? ¿Qué carajo es esto? ¿Una pieza legislativa o un capítulo perdido de Corín Tellado? ¡Maldito sea mi distrito que escogió a este saco de trampa como senadora! ¡Como fucking senadora!”, exultó iracundo mientras se echaba gasolina pa’ pegarse fuego y acabar con la miseria que es tener a una fleje sin cerebro como senadora.