Río Piedras, Puerto Rico – Demostrando una vez más que la administración del principal centro docente del país no tiene nada que ocultar, el presidente de la Universidad de Puerto Rico, José Ramón De La Torre, anunció ayer que ha accedido a abrir los libros de la universidad para que los estudiantes los puedan examinar detenidamente. El ejecutivo aclaró que dada la enorme cantidad de libros disponibles, comenzará mostrando los libros que componen la obra de Corín Tellado.

De la Torre hizo el anuncio luego de analizar la propuesta inicial presentada por los estudiantes para atender la crisis fiscal de la institución y concluir que el impasse que existe se debe a meros malos entendidos entre las partes: “Bendito, nosotros que durante meses nos negamos a reunirnos con los estudiantes porque creíamos que querían información sobre las finanzas de la Universidad, y ahora nos damos cuenta de que lo que querían era más que ver nuestros libros”, dijo de la Torre con una enorme sonrisa. “Pues, atendiendo el reclamo de la comunidad estudiantil, aquí ponemos a su disposición los libros que obran en nuestro despacho presidencial: ¡mi colección personal de novelas de Corín Tellado!”, exclamó el presidente. “Esto prueba una vez más que esta administración da la cara, habla de frente y escucha, ¡especialmente cuando da la cara para hablar de frente sobre lo que le haya dado la gana escuchar!”, añadió mientras sostenía una copia de la novela “Me has confundido”.


No eras la única que estás confundida, Corín

Aunque no fue capaz de explicar la relación de las obras “Amor en las cumbres”, “El hijo de mi marido” y “Te odio por ser de otro” con la actual situación del principal centro docente del país, De La Torre se comprometió a proveer copias de “The Da Vinci Code” y “The Secret” para aclarar cualquier duda que surja con las políticas presupuestarias de la administración universitaria. También puso a disposición de los estudiantes la novela “Misery” para explicar la actual oferta de cursos de verano en el recinto de Río Piedras, y “Pet Sematary”, sobre las exenciones en el pago de matrícula.


Novela de Stephen King que juzgando por el título podría tratar de un grupo de estudiantes que tratan de lograr concesiones de la administración universitaria

Al preguntarle a De La Torre por qué la Administración aún no ha accedido a mostrar los libros de las finanzas del recinto, éste explicó que “simplemente no queremos que nuestros estudiantes se dañen sus cabecitas examinando nuestro estado financiero e intentando infructuosamente de analizar nuestras decisiones económicas arbitrarias. Para eso estamos nosotros, los adultos, y no queremos que nuestros jóvenes estén preocupándose por nimiedades tales como recortes presupuestarios que no los afectarían en lo absoluto”, aseguró De La Torre, comprobando que su apellido proviene del hecho de que sus pies no están en la tierra.


Imagen típica de estudiantes “preocupándose por nimiedades”

El Presidente admitió que quizás el género literario que más se asemeja a los libros referentes al presupuesto del plantel educativo no es el romance, sino la ciencia ficción; “sin embargo, como ese género puede ser algo complicado, decidimos comenzar dándoles a los estudiantes libros más livianitos y fáciles de entender, como los de Corín Tellado. Además, esa tipa escribió como cuatro mil novelas… ¡así que tenemos libros que darles pa’ buen rato!”, concluyó sabiamente.