Varios municipios, Puerto Rico – Miles de estudiantes alrededor de la Isla han preferido contagiarse voluntariamente con gastroenteritis con tal de evitar comer en los comedores escolares. El brote del mal estomacal que está rondando a Puerto Rico se debe a un norovirus, algo que, según los estudiantes, “obliga’o es mejor que tener que bajarse la porquería que nos sirven en el comedor”. Al descubrir que algunos de sus compañeros con gastroenteritis fueron excusados de almorzar en el comedor, muchos estudiantes buscaron la manera de contagiarse ellos también para “no tener que volver a atragantarnos esa comida que sabe a sobaco de mono”. Muchos jóvenes incluso opinaron que los síntomas de la gastroenteritis (entre éstos náuseas, vómitos, diarrea y calambres estomacales) suenan “como el paraíso comparado con cómo nos sentimos luego de comer en el comedor escolar”.


Estos estudiantes, infectados todos con el norovirus, están risueños porque “al menos no tenemos que sufrir con la mierda que nos dan en el comedor”